Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Matías Vallés

Boulevard

Matías Vallés

Letizia disfruta de sus vacaciones más largas en Marivent

Aleluya, Letizia ha disfrutado de sus vacaciones más largas en Marivent. Nos maliciábamos que pondría pies en polvorosa, tras intercambiar sudores con los indígenas y competir en estampados florales con esa Begoña Gómez que se cree superior a toda una Reina Ortiz. No ha sido así. Si para llevar la contraria ha de permanecer en la isla, lo hará. En la recepción a la sociedad mallorquina, y a otros 450 invitados, se mezcló más con la plebe que en los cuatro años precedentes.

Por dos veces acabaron abruptamente las vacaciones de Letizia en Marivent. La espantada de agosto'13, abandonando en Marivent a esposo e hijas, casi hace palidecer a la que ocurrió antes de la boda. Quienes saben, que siempre son ellas, cuentan la escena en Cabrera a bordo del Fortuna, con el novio Felipe implorando a la locutora que ha llamado a su amigo periodista para que la recoja en Barajas.

Mallorca no lo necesitaba. Los Reyes, sí. Sofía, Irene, Elena, Felipe, Letizia, Leonor y Sofía no solo acudieron al concierto de Ara Malikian porque es un espectáculo para todos los públicos. Pesó más que la actuación se celebrara en Port Adriano de los March, la competencia del Puerto Portals de los Graf donde Juan Carlos I apacenta intereses comerciales. Hubo un tiempo en que el Emérito y Mario Conde regentaban locales vecinos, el yate Fortuna fue trasladado a las instalaciones de Calvià para realzar su señorío. Y cuando los resistentes de la Familia Real van a un restaurante, es por segundo año consecutivo el Ola de Mar del Portixol. Lo más lejos posible del excelente Flanigan de Miguel Arias, que no necesita de ninguna publicidad aunque amo los infomercials. Una guerra sin cuartel.

La ampliación en diferido del parque de Cabrera huele a chamusquina. Promesas fechadas "el próximo verano", para que el Pacto haga campaña en las autonómicas con un agrandamiento no sustanciado. Electoralismo a coste cero. Y ahora mismo, es tan difícil que la ministra en precario Teresa Ribera empiece 2019 en el cargo como la continuidad de los progresistas en el Govern. No compre, apueste por una serpiente estival. "Míreme a los ojos", le exige Armengol en Palma a la enviada de Madrid, en la imagen que hoy nos ilustra. A partir de ahora, los políticos llevarán casco para evitar que les reboten sus mentiras.

Los escándalos de la izquierda siempre son más dolorosos, incluso para quienes tenemos la suerte de ser de derechas. Cati 252T Cladera ha imitado a Cristina Cifuentes, cuando renunció altiva a su máster. Con el agravante de que la expresidenta madrileña no se concedió el título a sí misma, como ha hecho la consellera de Hacienda al mejorar sus expectativas profesionales desde el Consell, a escondidas de sus socios progresistas y camuflando la maniobra hasta los márgenes del esoterismo.

Uno de los inmigrantes del Aquarius declara en Mallorca que en Libia le obligaron "a violar a niñas y corderos" durante cuatro meses. Dejemos a un lado la equivalencia entre personas y ovejas, porque no estamos tratando con profesionales de la expresión. Ahora bien, la violación de criaturas, aunque sea como intermediario de coacciones difíciles de determinar, enarcaría más de una ceja en otros labios. Tal vez se debió brindar la acogida a ellas.

El policía Antonio Cerdá desconfía en las conversaciones intervenidas de que los dos afamados políticos imputados del PP acudieran a lenocinios. "No iban a casas de putas, las putas iban a sus casas". Hablaba de otros. No he entendido muy bien si las cabras mallorquinas han invadido el hábitat humano, o si son los bípedos quienes han usurpado el territorio caprino y las afectadas se limitan a reivindicarlo por piernas. Si el asunto va a resolverse a tiros, propongo que se concedan fusiles a los rumiantes para lidiar en igualdad de condiciones.

Miles de personas me asaltan por la calle, para decirme que ya han devorado La desaparición de Stephanie Mailer y La novia gitana, pero que todavía queda verano. Prueben con Cuando sale la reclusa, de Fred Vargas. Otra apuesta segura.

Reflexión dominical hidrocarbonada: "El combustible que mueve el aeropuerto de Son Sant Joan no es el fuel, sino el alcohol".

Compartir el artículo

stats