18 de mayo de 2018
18.05.2018
Tribuna

El último delirio de Noguera

18.05.2018 | 02:45
El último delirio de Noguera
El acceso a la vivienda es un derecho recogido en la Constitución, sin embargo la realidad difiere de la teoría, especialmente en Palma donde faltan viviendas a precios asequibles y vivienda social. Si bien el problema no es de ahora ni tiene solución fácil, después de tres años de gobierno de izquierdas y con 50 millones de euros más en las arcas del consistorio se podrían haber implementado medidas efectivas y que la construcción de nuevas viviendas fuera una realidad.


Al respecto se está desaprovechando una oportunidad única en nuestra ciudad: el Ayuntamiento es propietario de un solar donde se pueden construir 103 viviendas. Se trata del solar donde está ubicada la antigua prisión, cerca de Ocimax. Al inicio de la legislatura el Partido Popular propuso la construcción en él de viviendas a precio asequible, sin embargo PSOE, Mes y Podemos votaron en contra, desechando la ocasión de mejorar la difícil situación de muchos palmesanos y desdiciéndose de sus promesas electorales.

En su lugar el flamante equipo de gobierno ha anunciado que la antigua prisión va a ser destinada a "un espacio de creación de cultura" con un "proyecto combinado" donde se compense "la falta de vivienda social "residenciando a artistas internacionales", en sustitución del fiasco del proyecto creativo en Gesa, apuesta personal de Noguera.

Y nos lo dicen así, sin anestesia, posando sonrientes a la cámara y tan contentos de su propuesta. Cuando la ciudad está más sucia que nunca, los ciudadanos caminamos entre alcorques levantados, hierbajos varios y la presencia policial brilla por su ausencia, llega el brillante equipo de la izquierda y decide que con nuestros impuestos qué mejor que residenciar a artistas internacionales en un espacio creativo. Claro que sí. Esa es la demanda real de la ciudadanía. Lo que de verdad importa. Si sus condiciones económicas no le permiten acceder a una vivienda siempre puede reconvertirse en artista internacional. Y lo otro, queridos palmesanos son tonterías sin importancia. Para qué queremos 103 viviendas. Si es tontería hombre. Se las pedirán a Madrid, que como postureo queda muy bien eso de reclamar, aunque la vivienda sea una materia transferida.


Y si les parece que Palma está colapsada, según estos gobernantes, tendrán que ir caminando. Si hace un año que esperan noticias de aquella licencia que osaron pedir, pueden ponerse cómodos a esperar, que la gestión no es el punto fuerte del Pacte. Si votaron unos presupuestos participativos hace tres años y todavía no han visto hacerse nada realidad, tendrán que armarse de paciencia y esperanza?

Por cierto, a la pregunta de un afligido palmesano sobre cuándo se harían realidad las numerosas propuestas del Pacte un regidor del equipo le contestó: "Por eso es importante que gobernemos la legislatura que viene".

Creo que ya habremos aprendido la lección.

*Regidora del Grupo Municipal del PP en Palma

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine