14 de marzo de 2018
14.03.2018
Tribuna

Menores

14.03.2018 | 02:45
Menores
Últimamente los acontecimientos que se producen en nuestra sociedad son de una gran violencia; constantemente se nos da cuenta de homicidios, asesinatos, violaciones llevadas a cabo tanto por adultos como por menores de edad, estos últimos han ido aumentando en los últimos años. No es que esto no ocurriera desde que el hombre es hombre decir desde que está civilizado,no debemos olvidar que se le define como un animal racional y que, por tanto a pesar de su inteligencia es un depredador, precisamente por la misma es el mayor depredador que existe; pero lo cierto es que nuestra sociedad está inmersa actualmente en una violencia impensable lo que nos lleva, según mi opinión, a un sentimiento de verguenza al contemplar, sin nada que poder hacer, los hechos que los medios de comunicación nos informan diariamente. no es que hayan más medios que antes, es que la violencia se supera dia a dia, sobre todo en los menores de edad que a veces no tienen edad penal por lo que no pueden ser condenados a cumplir prisión, cuando tienen menos de catorce años, son recluidos en un centro de menores previa sentencia judicial. No ocurre así en Norteamerica donde son condenados por los hechos que han realizado aplicándoles las penas sin tener en cuenta su edad ( el concepto de rehabilitación para integrar al menos en la ;sociedad no existe ); pero lo cierto es, que según los medios de comunicación, la violencia está cada vez más arraigada entre los menores de catorce años; así no es extraño que un niño, sí un niño, apuñale a otro niño o a un mayor para conseguir algo que no le pertenece. Esto es preocupante. En el colegio los profesores deben hablar con los menores para conocer los criterios subjetivos de los menores y adoptar las medidas oportunas para modificar dichos criterios, lo que es una medida de educación que servirá adecuadamente para su futuro. Lo mismo debemos de decir respecto a los padres, por muy difícil que éstos lo tengan, dado el desarrollo de la vida moderna, que hace que ambos padres tengan que trabajar para poder vivir modestamente. Para los que somos no violentos que naturalmente somos la inmensa mayoría, es una verdadera verguenza lo que está pasando con muchos, de los menores de catorce años y que, aunque no sea fácil, hay que poder remediar mediante la educación paterna y colegial además de evitar las películas y reportajes donde la violencia es la base de su argumento adquiriendo la misma un concepto de normalidad.

Los menores es el futuro de la vida, por tanto, todo sea por los menores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine