Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro Da Silva

En corto

Pedro de Silva

El caso Cassandra

La sacerdotisa Casandra hacía profecías que nadie creía. El afán de Cassandra Vera, condenada por la Audiencia Nacional por tuitear mofas sobre el asesinato de Carrero en 1973, no es la profecía, sino el vintage. ¿Sabían los tuiteados quién era Carrero, y cómo fue su muerte?, ¿cómo llega a una joven, a través del tiempo, la fascinación por la imagen de la voladura, que sin duda anda tras sus chanzas? Preguntas más inquietantes: ¿qué demócrata de aquel tiempo, reprimido como todos por Carrero, no hizo bromas semejantes en los circuitos discretos que tuviera a mano?; ¿se hace ahora, al juzgar a Cassandra Vera, un juicio oblicuo de aquella acción?, ¿puede hacerse esto, o sea, juzgar hoy la acción (entonces no llegó a ser juzgada) de aquella ETA de 1973?, ¿no encontró la Audiencia Nacional otro caso para ejemplarizar la censura a los tuit crueles, sin meterse en el lío del caso Cassandra?

Compartir el artículo

stats