15 de enero de 2014
15.01.2014
Diario de Mallorca
Tribuna

Privatizar Cataluña

15.01.2014 | 06:30

Es evidente, me gusta provocar€ Me encanta estimular a la reflexión, el argumento, la réplica, incluso las reacciones de los que no piensan como yo€ ¡Afortunadamente!

Lo cierto es que el debate sobre la privatización de la Administración se está poniendo de moda, y en un ejercicio laxo, interpretación propia y personal, del concepto, creo que podríamos hablar de privatizar aquello que siendo de interés, y mandato, público no funciona adecuadamente. Es decir, que si Cataluña, mejor dicho, y rectifico, la Generalitat –gobierno catalán- no trabaja adecuadamente, podemos en aras del interés público, privatizarlo. Peligrosa vereda.

Si uno analiza con cierta perspectiva los últimos tiempos del gobierno del Sr. Mas hay que convenir que no está de los más fino, por ser benévolo. Resulta que convocó elecciones anticipadas para conseguir una mayoría "suficiente" para plantear la independencia, y€ Perdió apoyo popular. A continuación, anuncia la convocatoria de un referéndum catalán, y las encuestas le dan€ Menos votos. A todo esto, la inestabilidad del Gobierno catalán crece por momentos, las previsiones son de un Parlament más fraccionado que nunca, se les advierte de que estar fuera de España es estar fuera de Europa, las protestas en la calle arrecian, los servicios públicos se deterioran y la deuda catalana, que no para de crecer, tiene que ser financiada por€ España. Añadir que los partidos nacionales PSOE y PP advierten al president Mas que fuera de la Constitución no hay margen. Ojo, PSOE y PP representan fuera de Cataluña el 85% de los votos democráticos€ Y el gobierno catalán, erre que erre, que adelante con sus preguntas, y con que el derecho a decidir es exclusivo del pueblo catalán, sin el resto de españoles, que para ellos parece ser, no nos afecta. Y yo me pregunto dónde está el límite, ¿por qué no se propone votar individualmente en Barcelona, Lérida, Tarragona o Gerona?, o más aún, ¿por qué no votamos todos los supuestos países catalanes, Aragón, Valencia, Rosellón francés y Baleares?, o mejor, ¿por qué no votamos todos los españoles?

Pero volviendo al hilo argumental, si realmente un servicio no funciona, no beneficia a los ciudadanos, hay que mejorarlo, y si es a través de gestión privada de servicio público, pues adelante. Y si un mandatario no gobierna en interés de sus ciudadanos, si las prioridades son políticas, no sociales, si se habla de independencia en vez de estado del bienestar; de identidad nacional, en lugar de paro; de lengua en vez de educación; de nacionalidad en vez de sanidad; de país soberano en vez de solidaridad€ ¿Qué hacemos entonces? ¿Y si además se rompe unilateralmente el marco constitucional, si hiciéramos todos y cada uno nuestra interpretación distinta, enfrentada, de la Constitución española? ¿Tenemos realmente que no hacer nada?

De los datos económicos mejor ni hablar. La que fue, sigue siendo según algunos, primera economía autonómica de España está de capa caída, un déficit público que año tras año supera las previsiones presupuestarias del señor Mas, una tasa de paro próxima al 24%, una deuda pública que supera los 53.000 millones de euros, un PIB que desde 2008 no se ha recuperado, y una financiación de dicha deuda que tiene forzosamente que acudir a la garantía de la "maldita" España, porque sus bonos catalanes están calificados como bonos "basura" y deben pagar intereses parecidos a los de Indonesia€ Pero estos temas no son prioritarios para la Generalitat, no, el debate es el país, la identidad catalana, "fer països catalans"€ Bien, es la opción del señor Mas, pero legítimamente hay quien piensa distinto, y hay quienes creemos que Cataluña independiente no sólo estará fuera de Europa, que es una razón de peso, es que una Cataluña independiente del resto, es, será, más débil que Cataluña dentro de España frente al mundo. ¿O no es absurdo pensar, por un lado en plano supranacional, en la permanencia y unidad en Europa, y estar intentando, al unísono, la salida y división en la propia España en plano nacional? Pues esto es exactamente lo que está haciendo el señor Mas.

Y evidentemente, vale la pena recordarlo, que esta especulación privatizadora, que no es otra cosa, está amparada por previsión constitucional, artículo 155, aprobado por todos, incluidos los catalanes, que hace expresa referencia al "incumplimiento" de las obligaciones constitucionales por una comunidad autónoma y a la adopción de las "medidas necesarias" por parte del estado. Más claro, agua.

Para acabar estas reflexiones, señalar que no, apreciado lector, amigos catalanistas, que todos estos argumentos son pura provocación, un ejercicio literario, ni siquiera intelectual€ Pura provocación, porque es evidente que yo no opino que sea conveniente, ni necesario, de momento, que se intervenga una comunidad autónoma, Cataluña, a la que aprecio, en el marco de una nación moderna y democrática, en el siglo XXI. Eso sería, se me antoja, como un ejercicio de imposición, no de reflexión. Consistiría en imponer a la fuerza, el criterio del resto de España a una tierra fantástica, que siempre ha estado al frente de la nación, que ha tirado del carro, económico, cultural, deportivo, etc., y además se asemeja mucho, demasiado, a lo que está haciendo el Sr, Más con el resto de españoles, imponer su criterio, votar, excluir, sin amparo legal, sin acuerdo previo€ No, no puedo estar de acuerdo.

A mayor abundamiento, porque tenemos que ser tan pesimistas, consecuentes hasta cierto punto, y pensar que si el gobierno del señor Mas sigue adelante, y obtiene sus objetivos políticos, se romperá España, y detrás vendrán las reivindicaciones de País Vasco, Navarra, Galicia o Balears, etc. Llegados a este punto€ ¿O sí quiero privatizar la Cataluña?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!