Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marc Tur escribe la página más brillante del deporte olímpico pitiuso: "He tenido la medalla casi colgada del cuello"

El atleta ibicenco se queda sin medalla olímpica a 200 metros de la línea de meta

Marc Tur

El joven atleta ibicenco Marc Tur, de 26 años, ha rozado las medallas en los Juegos Olímpicos de Tokio. El de Santa Eulària ha acabado finalmente en cuarta posición tras casi cuatro horas de carrera y una espectacular actuación en Sapporo, donde ha escrito la página más brillante del deporte olímpico pitiuso.

Al inicio de la prueba, el de la Penya Deportiva ha marcado un ritmo que le ha permitido estar en el grupo de cabeza, en el que se ha mantenido prácticamente hasta la mitad de la carrera. Hacia el kilómetro 22, Tur ha comenzado a ‘hacer la goma’, quedándose rezagado y volviendo a engancharse al grupo continuamente, hasta que, pasadas las dos horas de competición, parecía que se descolgaba definitivamente.

Sin embargo, Tur todavía marchaba con soltura y ha conseguido, una vez más, alcanzar al grupo de cabeza para colocarse en quinta posición en el kilómetro 34. Al paso por la maratón (kilómetro 42), el atleta de Santa Eulària era bronce olímpico. Desde ahí, y prácticamente hasta el último kilómetro de la competición, Tur ha ido luchando con el alemán Jonathan Hilbert por el segundo y tercer puesto. 

Finalmente, Hilbert ha apretado y ha sacado ventaja a Tur, que ya mostraba signos claros de fatiga y, a escasos doscientos metros de meta, perdía el bronce olímpico a manos del canadiense Evan Dunfee

Tras recuperarse del brutal esfuerzo, el atleta de Santa Eulària reconoció que aún tenía que "asimilar" lo ocurrido en su estreno olímpico después de una carrera en la que estuvo "fenomenal" hasta el último kilómetro, cuando se vio "al límite" de fuerzas.

"Estoy poco a poco asimilando lo que ha ocurrido. He tenido la medalla casi colgada del cuello, me he quedado con la miel en los labios pero aún así estoy contento con mi actuación", dijo en declaraciones facilitadas por la Real Federación Española de Atletismo (RFEA), después de la prueba en Sapporo.

El pitiuso saboreaba ya el bronce, después de una gran actuación en la que mandó en la persecución al que sería campeón, el polaco Dawid Tomala. Sin embargo, en el último kilómetro comenzó a pararse y el canadiense Evan Dunfee le superó a 200 metros de meta.

"Me he encontrado estupendo, fenomenal, ha sido mi día, pero es cierto que el último kilómetro me he encontrado con un muro que no he sabido sortear bien. Estaba totalmente al límite de mis fuerzas, he intentado darlo todo hasta el último momento y ni siquiera he sabido reaccionar cuando me ha pasado el canadiense en el último momento", explicó, reconociendo el duro momento.

"Al llegar a meta estaba desorientado y afectado por haber quedado cuarto pero poco a poco voy valorando lo que he conseguido. Hace un año no sabía si estaría en los Juegos y una cuarta posición está más que bien, me quedo con eso y a seguir adelante a por más", concluyó tras su memorable actuación.

Compartir el artículo

stats