Vela

Joan Cardona se pone tercero en la primera jornada en la clase Finn

La mallorquina Paula Barceló, junto a Támara Echegoyen, se coloca octava en 49erFX

El menorquín Joan Cardona, del Real Club Náutico de Palma, ayer en Enoshima. | RFEV

El menorquín Joan Cardona, del Real Club Náutico de Palma, ayer en Enoshima. | RFEV / agencias. tokio

Agencias

El menorquín Joan Cardona, del Real Club Náutico de Palma, se puso tercero en Finn y la mallorquina Paula Barceló, en 49er FX, se colocó octava en la primera jornada de sus clases en los Juegos Olímpicos de Tokio. La vela balear brilló en su estreno en la Bahía de Enoshima en un día largo y complicado. Además, Diego Botín y Iago López-Marra finalizaron quintos en 49er, mientras que en Laser Standard Joel Rodríguez fue decimoctavo y Cristina Pujol, en Radial, vigesimosegunda.

Las primeras clases en salir ayer al campo de regatas, 49er FX, Laser Radial y Laser Standard, tuvieron que pelear en una bahía de Sagami en la que el viento fue fuerte, con rachas que superaban los 20 nudos, e inestable en dirección. En el turno de tarde, por el contrario, el viento fue cambiando de dirección y perdió fuelle provocando aplazamientos y largas esperas.

Joan Cardona, tras dos terceros puestos, cierra el primer Top3 provisional de la clase. En su estreno en unos Juegos Olímpicos, el benjamín del equipo español se mostró fuerte en una clase muy regular, en la que los tres primeros puestos repitieron posiciones en las dos regatas disputadas.

Al llegar a tierra, el menorquín no pudo ocultar su satisfacción. «Nuestra clase ha sido muy regular, los tres primeros hemos sido los mismos y por detrás han bailado un poco más. Era un día muy complicado en el que aún no puedes ganar el campeonato o una medalla, pero sí que podías perderlas. Es importante haber metido dos resultados consistentes. Estoy muy contento», resaltó el regatista al término de la jornada.

De las primeras en salir al agua en el campo de regatas Enoshima, Támara Echegoyen y Paula Barceló, del Club Nàutic s’Arenal, al igual que el resto de los equipos de 49er FX, tuvieron que lidiar con condiciones de viento inestable y rachas fuertes, estrenándose con un segundo puesto en su marcador. La segunda regata quedó por un vuelco del tándem gallego-balear, tras el que recuperaron posiciones para finalizar décimas, con un fuera de línea en la última manga. Barceló evidenció su satisfacción. «El día ha sido muy positivo. Hemos navegado consistentes y sólidas, con buena velocidad y los movimientos eran muy seguros. Es verdad que al final los resultados no acompañan mucho, pero la realidad es que es un campeonato largo y hay que seguir hacia delante. Lo más positivo del día es la autoconfianza con la que hemos llegado», comentó.

«Hay veces en las que parece que hacemos las cosas fáciles, pero realmente no lo son. Se ha visto que todo el mundo ha tenido alguna complicación. Con Patricia Díaz (psicóloga) hemos hecho un buen trabajo y hemos llegado con la cabeza muy bien», dijo sobre su motivación en Enoshima.

La mallorquina restó importancia a la volcada. «Hay veces que la ejecución falla y al final se ha ido el barco y hemos volcado. Es algo que sabemos que puede pasar en todas las regatas, entra dentro del control de riesgos. Lo importante es seguir hacia delante. Cuando hemos volcado había mucha calma en el barco; hemos desvolcado y seguido hacia delante y eso nos ha permitido remontar tanto», finalizó.