Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estreno

'This England': Boris Johnson contra el coronavirus

Este lunes llega a Movistar Plus+ la serie de Michael Winterbottom ('24 hour party people') con Kenneth Branagh como el exprimer ministro de Reino Unido

Kenneth Branagh caracterizado como Boris Johnson.

A lo largo de 34 años de carrera y casi otras tantas películas, el director británico Michael Winterbottom ha sabido explorar un puñado de modalidades: del cine rock ('24 hour party people', la sexualmente explícita '9 songs') al wéstern crepuscular ('El perdón'); de las sátiras más afectuosas ('Tristram Shandy: A cock and bull story') o más descarnadas ('Greed') a las ficciones de denuncia que se sirven de modos del documental ('Bienvenido a Sarajevo', 'In this world', 'Camino a Guantánamo'). 

La miniserie 'This England' (Movistar Plus+, desde el lunes, día 31), que codirige y coescribe, se sitúa en un punto intermedio entre las dos ultimas variantes. Sus seis episodios componen un retrato ácido a la par que empático del exprimer ministro Boris Johnson, abrumado y desbordado por lo que le vino encima poco después de aquella victoria arrolladora de los conservadores en diciembre de 2019. Kenneth Branagh se calza una peluca rubia, prótesis y rellenos para lograr la mejor imitación posible del apóstol del Brexit, siempre dinámico, a su modo, a pesar de los desafíos vividos por su gobierno desde principios de febrero, cuando se confirmaron los primeros casos de covid-19 en Reino Unido. 

Esa semicaricatura ha acaparado atenciones y expectativas, pero 'This England' es menos un biopic parcial de Johnson que un collage de experiencias: a las del antiguo líder del Partido Conservador se unen las de sus viejos consejeros, las plantillas de los hospitales y residencias de ancianos, o la gente que murió y sus familiares. La acción de esta crónica frenética de la primera ola del virus no se limita a Downing Street, sino que puede saltar del modo más brusco a la casa de una esposa que espera la peor llamada. Es en momentos como este cuando, ausente Johnson de la pantalla, cualquier sátira salta por la ventana. 

'Contagio' como educación

Buena parte de la prensa británica cree que Winterbottom y su equipo han sido demasiado benevolentes con Johnson y con un gobierno incapaz de reaccionar con rapidez a la crisis e insistente hasta lo dudoso en proteger la economía. El único villano claro de la función es el consejero Dominic Cummings (Simon Paisley Day, tomando el relevo al Benedict Cumberbatch de 'Brexit'), cuya capacidad para la altivez y la displicencia parece no tener límites. El Johnson de ficción, en cambio, es algo obtuso pero sensible: un hombre capaz de hacer un hueco en el caos para dejar mensajes de voz a sus hijos mayores, uno por uno. Y capaz al final de dar toda la resonancia al soliloquio de Juan de Gante en 'Ricardo II' del que proviene el título de la serie. "Esta parcela bendita, este mundo, este reino, esta Inglaterra": palabras de elegía por un país en disolución y todavía idealizado.

Pero el comentario y la crítica están ahí, a veces indicadas sutilmente a través de decisiones de montaje o dirección. De un frenesí exterior capturado cámara en mano podemos pasar a la placidez estática del hogar de Johnson y su esposa Carrie (Ophelia Lovibond), tratando de asimilar la situación (o no) mirando la tele desde el sofá. Entre sus visionados, uno que muchos hicieron en aquellos primeros días de pandemia: 'Contagio', el thriller vírico de Steven Soderbergh, casi ciencia ficción en su estreno en 2011, casi un documental a principios de 2020. 

Una historia incompleta

Otra crítica leída a menudo en los medios ingleses: es demasiado pronto para contar esta historia. Y en este sentido, se entienden los argumentos. 'This England' acaba en mayo de 2020, cuando surgieron las primeras informaciones sobre el trayecto de Dominic Cummings hasta casa de sus padres (250 kilómetros de nada) en pleno periodo de cuarentena. Es decir, la historia no profundiza en la duplicación de los casos de depresión en Reino Unido durante la pandemia, ni la caída récord de la economía del país en 2020, ni las fiestas en Downing Street que acabaron destronando a Johnson el último septiembre. Y ni mucho menos el intento fallido del antihéroe de esta serie por alcanzar los apoyos necesarios para competir con Rishi Sunak.

Compartir el artículo

stats