Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tómatelo en serie

Las 10 cosas que los Emmy 2022 no deberían olvidar

Recordamos algunos de los títulos y nombres propios que deberían sonar en el anuncio de las nominaciones a los Emmy de este martes

Jeremy Strong, en ’Succession’; Elle Fanning, en ’The girl from Plainville’; Bill Hader, en ’Barry’; y Lee Min Ho, en ’Pachinko’.

La academia televisiva tiene un trabajo difícil este año. Si ya en los últimos tiempos, con la expansión del streaming y la (sobre)producción, tratar de destacar lo mejor requería un tiempo de estudio inasumible, la temporada 2021-2022 ha sido especialmente densa. Debido a la pandemia, un montón de series sonadas ('Stranger things', 'Barry', 'Atlanta') fueron retrasándose y han ido a coincidir en un comienzo de año atiborrado, además, de novedades. Mayo, en concreto, fue un atracón de títulos prestigiosos, todo por sacar rendimiento al sesgo de la cercanía. Aquí reunimos títulos y nombres que esperamos escuchar en el anuncio de nominaciones del martes, día 12.

Un drama: 'Pachinko' 

La magnitud del proyecto 'Pachinko' se resume en sus bellísimos créditos iniciales, en los que, además de imágenes nostálgicas y un baile catártico, vemos el logo de la serie primero en coreano, después japonés y finalmente inglés. Este último detalle es un perfecto resumen visual del viaje de la familia de la serie, de la Corea ocupada por Japón al propio Japón y a unos Estados Unidos en los que se aprende con especial facilidad el lenguaje de los negocios. Migración, identidad, lenguaje y remordimiento se entrecruzan con emoción en uno de los muchos hitos de Apple TV+ esta temporada: no olvidemos 'Separación', 'Slow horses', 'Foundation' ni 'Las luminosas'. 


Una comedia: 'Reservation dogs' 

Desarrollada a cuatro manos por el cineasta Sterlin Harjo, miembro de la Nación Seminole de Oklahoma, y el ubicuo Taika Waititi, esta comedia (melancólica) es la rareza más (sutilmente) feliz: una historia protagonizada por nativos americanos, pero no basada en la discusión seria de sus traumas históricos sino en el recordatorio de su sentido del humor. En la imaginaria Okern (Oklahoma), cuatro gánsters adolescentes de poca monta alternan dramas y travesuras totalmente reconocibles a pesar de las fascinantes diferencias culturales. 


Una actriz principal de drama: Rhea Seehorn

Rhea Seehorn como Kim Wexler.

¿Qué tiene que hacer Seehorn para ser nominada a un Emmy por su papel de la abogada Kim Wexler en 'Better call Saul'? Si la respuesta es "aspavientos", no cuenten con ella, porque esta actriz prefiere moverse en los terrenos del misterio y de la más matizada calidez. Seis años lleva dando clases maestras de magnetismo como la sufrida partenaire (a varios niveles) de Jimmy/Saul, un Bob Odenkirk ya cuatro veces nominado por su papel en la serie, igual que Jonathan Banks. Tan solo queda esta oportunidad para celebrar a Wexler. Ojalá no la hayan desaprovechado. 


Un actor principal de drama: Jeremy Strong

Con su poco planificado intento de revolucionar Waystar y matar figuradamente al padre, Kendall Roy fue la triste estrella de la tercera temporada de 'Succession', sobre todo en un episodio de cumpleaños a la vez hilarante y conmovedor. Mucho se ha reído el personal con las extremas manías de Strong como actor del Método (por ejemplo, se lleva recuerdos de su infancia al rodaje para capturar la vulnerabilidad de su personaje), pero si esas excentricidades sirven para componer semejante creación, las risas sobran. 


Una actriz principal de comedia: Selena Gomez

En el eficaz equilibrio de energías cómicas de 'Solo asesinatos en el edificio', Steve Martin pone la neurosis; su colega de siempre Martin Short, la comedia física, y la más inesperada Selena Gomez, una apatía millennial más propia de Sundance que de Touchstone. Su Mabel puede ser, a veces, puro sarcasmo, pero esa mirada delata un dolor permanente. En estos Emmy se valora solo la primera temporada; que Gomez esté también estupenda en la segunda, recién estrenada, podría ayudarle en el caso de ser nominada. 


Un actor principal de comedia: Bill Hader

'Barry' pudo quedarse en simpática comedia criminal con paisaje de mundo del espectáculo, un 'Cómo conquistar Hollywood' en pequeñas dosis, pero ha acabado siendo un retrato psicológico de oscuridad feroz. Hader (también cocreador y ocasional director) ha bordado en los últimos episodios la desintegración psicológica de ese asesino a sueldo metido a actor. Si es nominado y logra batir a Jason Sudeikis ('Ted Lasso'), antiguo compañero suyo en 'Saturday night live', se convertiría en la primera persona en llevarse este premio por las primeras temporadas de una serie. 


Una miniserie: 'Estación Once'

¿Una serie sobre pandemia estrenada en plena pandemia? Sí y no: esta adaptación (bastante libre) de la novela de Emily St. John es también, o sobre todo, una serie sobre el poder curativo del arte y de las conexiones que forjamos a lo largo del camino. El creador Patrick Somerville y su equipo hacen zoom dentro y fuera en un rico tapiz de personajes, pero en el centro de todo late siempre la amistad entre Kirsten (Matilda Lawler y, de adulta, Mackenzie Davis) y su ángel de la guarda Jeevan (Himesh Patel). Ciencia ficción avasalladoramente emocional. 


Una actriz principal de miniserie: Elle Fanning

Además de seguir desbordando grandeza en 'The Great', Fanning ha brillado en 'The girl from Plainville' (estreno este domingo, por fin, en nuestro Starzplay) como Michelle Carter, aquella joven condenada a prisión por homicidio involuntario tras alentar a su novio al suicidio a través de mensajes de texto. Solo por la escena final del primer episodio, imitación de Carter imitando a una Lea Michele en pleno luto semificcional, Fanning merece Emmy directo. 


Un actor principal de miniserie: Jon Bernthal

En la reivindicable 'La ciudad es nuestra', George Pelecanos y David Simon han convertido una investigación periodística (la de Justin Fenton sobre una brigada de policías corruptos en la ciudad de Baltimore) en tragedia de altos vuelos: el ascenso y la caída de un cadete policial a través de las miradas de sus compañeros. Bernthal sabe cargar con el peso del personaje, con sus dualidades, su carisma y su capacidad para el autoboicot. Llena la pantalla, la magnetiza. 


Una banda sonora: 'Tokyo vice'

Todas las músicas únicas e inquietantes de los últimos doce meses ('La chica de antes', '¿Sabes quién es?', 'Outer range'…) han sido obra del mismo dúo, Danny Bensi y Saunder Jurriaans, ya conocido por 'Ozark' o 'El visitante'. También suyo es el 'score' de 'Tokyo vice', en el que salen de su zona de comfort (una música atmosférica de instrumentación atípica) para probar con beats electrónicos, cuerdas expresivas y las naturales influencias orientales. Tocan techo en '1999', especie de dramático y experimental corte de club que no cuesta imaginar remezclado por Four Tet o Floating Points. 

Compartir el artículo

stats