Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

'The afterparty', la explosiva serie de los mil géneros

Entrevista con Christopher Miller, creador y director de un misterio de asesinato en el que cada testimonio cobra forma de un tipo de película diferente

Ben Schwartz y Sam Richardson en ’The afterparty’.

En la cultura pop de hoy en día, todo, o casi todo, es remezcla. Pero hay remezclas y remezclas: la mayoría son perezosas, pero también las hay construidas con tanta imaginación que lo conocido se hace inédito. "Es a lo que Phil [Lord] y yo estamos entregados", explica en entrevista por videollamada el cineasta Christopher Miller. "Los espectadores saben mucho ahora mismo. Han visto muchas cosas y no quieren ver lo que ya han visto millones de veces. De modo que has de buscar el modo de contar una historia de modo inesperado. O mostrar algo que no se haya visto antes. ¿Cómo se le da la vuelta a lo que creemos conocer?". 

Miller & Lord llevan un par de décadas contestando sin problema a esa pregunta una y otra vez. Con la animada 'Lluvia de albóndigas' se marcaron una adaptación gozosa y satíricamente libre del clásico libro para niños de 1978. Como guionistas de 'Cómo conocí a vuestra madre', enseñaron a dinamitar desde dentro los cimientos de la sitcom generalista. 'La LEGO película' es la muestra empírica de que hacer una gran película basada en una marca de juguetes es posible. 

Y puestos a revisar una serie, 'Nuevos policías', digamos, ¿qué mejor que sacar partido humorístico de sus peores ideas? El resultado fue 'Infiltrados en clase' y su secuela, seguramente dos de las mejores comedias de gran estudio de la última década. Hollywood no permitió al dúo revisar el universo 'Star Wars' (fueron despedidos de 'Han Solo: Una historia de Star Wars' por demasiado libres), pero sí dar nuevo vuelo al mayor icono arácnido con la oscarizada 'Spider-Man: Un nuevo universo', producida por el dúo y coescrita por Lord. 

Protagonistas de su propia película

La serie 'The afterparty' (Apple TV+, desde el viernes, día 28), soñada por Miller desde hace más de una década, no se basa en ninguna propiedad intelectual conocida, pero es también el claro producto de un amor desorbitado por la cultura popular. Todo arranca de forma más o menos reconocible. Una estrella del pop, Xavier (Dave Franco), pronunciado 'Ex-avier', muere tras caer al vacío durante una fiesta en su lujosa casa frente al mar. La policía Danner (Tiffany Haddish) se (auto)encarga del caso y trae palomitas para interrogar a los invitados, antiguos compañeros de instituto del muerto. "De adolescente, devoré los relatos de Sherlock Holmes y las novelas de Agatha Christie. Siempre me enganchaba a cualquier episodio de 'Colombo' o 'Se ha escrito un crimen'. Me apasiona el género de misterio", apunta Miller. 

Pero este 'quién-lo-hizo' tiene un importante giro; y no solo cómico, como es de esperar en su creador y director. "En un principio, la idea era solo que cada personaje diera su perspectiva, un poco al estilo de 'Rashomon', de Kurosawa –explica Miller–. Pero la idea fue evolucionando. Quería que cada historia fuera realmente diferente a las demás; cuanto más diferentes fueran, más interesantes serían". 

"Todos somos los protagonistas de nuestra propia película”, dice Danner en un momento crucial de la serie. Puede que todos los invitados-sospechosos hayan visto lo mismo, pero cada uno lo ha visto de forma diferente. En la mente de Miller, esto se traduce en 'películas mentales' diseñadas a medida de cada personaje, cada una perteneciente a un género distinto (comedia romántica, 'thriller', musical) y con el estilo visual, la relación de aspecto o la clase de banda sonora que asociamos a esos géneros. "El personaje me indicaba el tipo de género en que alguien así contaría la historia. Pero, a medida que creaba esa película mental, ajustaba un poco el personaje para ironizar todavía más sobre los arquetipos de cada género. Y por supuesto, una vez estamos en terreno conocido, lo divertido es sacudir las expectativas".

Quién-es-quién de la comedia moderna

Empiezas cada episodio de 'The afterparty' sin saber qué verás, pero entras con confianza total en que acabarás contento. Solo puede ser así con una serie creada por Miller y con un reparto en forma de quién-es-quién de la comedia moderna: la irresistible Haddish tiene a John Early ('Search party') de compañero en sus pesquisas, y el reparto de sospechosos incluye a Sam Richardson ('Veep'), Ben Schwartz ('Parks and recreation'), Zoë Chao ('Love life'), Ilana Glazer ('Broad City') o, llegado desde el otro lado del Atlántico, Jamie Demetriou. "Sigo la comedia británica y me encanta 'Stath lets flats' –dice Miller–. Para mí Jamie es un genio, simplemente eso. En Estados Unidos todavía no es tan conocido como en Europa, pero está destinado a ser una leyenda de la comedia".

En estos momentos, Miller y Lord trabajan en 'Spider-Man: Across the Spider-Verse - Part one', en la que, como siguiendo el modelo de esta serie, cada dimensión tendrá un estilo artístico diferenciado. Pero también están metidos en la comedia de terror 'Cocaine Bear', sobre aquel oso que engulló más de 30 kilos de cocaína. Y en un 'reboot' de 'Clone High'. Y en una serie de imagen real de la superheroína Seda. Y en la adaptación al cine del libro 'Proyecto Hail Mary' de Andy Weir. ¿Cómo lo hacen? Consejos de organización gratis: "Intentamos dedicar grandes bloques de cuatro horas o más a una sola cosa. De lo contrario, no puedes entrar en un trance creativo. Lleva un rato meterte en ese 'flow'. Pero a veces nos cuesta organizarnos, más que nada porque queremos poner lo mejor de nosotros en todo lo que hacemos".

Compartir el artículo

stats