DTO ANUAL 25,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Evento televisivo

Un festín de lágrimas en la reunión de 'Friends'

El jueves se estrena en HBO el esperado especial en el que los actores de la mítica 'sitcom' se reúnen en el plató original y son entrevistados por James Corden

Fotograma de ’Friends the reunion’.

Fotograma de ’Friends the reunion’.

Ya lo querrían así muchos fans (otros, más puristas, quizá no), pero el caso es que no, no vuelve 'Friends', no al menos en forma de verdadero revival. Lo que podrá verse desde el jueves en HBO es un especial televisivo de 103 minutos en el que todos sus actores principales vuelven a estar juntos en la misma habitación por, al parecer, solo segunda vez desde el final de la mítica 'sitcom' en 2004.

No es cualquier habitación: buena parte de 'Friends: The reunion' se desarrolla en el mismo plató donde se rodó la serie original, el Stage 24 del estudio de Warner Bros. en Burbank (California). Volvemos a pisar los míticos escenarios de la serie, en la mejor compañía, diecisiete años después de cerrarse la puerta del apartamento 20 por última vez. 

El primero en llegar es David Schwimmer, más conocido como el paleontólogo Ross Geller, y con él vemos los primeros ojos llorosos, que no serán los últimos. Ya sea por emoción verdadera o talento interpretativo, el reparto de la serie nos brinda un festival de lágrimas nostálgicas. Jennifer Aniston, alias Rachel, pide la caja de pañuelos nada más reencontrarse con sus colegas. Courteney Cox, alias Monica, tampoco sabe contener el desbordamiento emocional. Matt LeBlanc, alias Joey, parece el más relajado. Matthew Perry, alias Chandler, el más ausente. 

Una charla frente a la fuente

El especial se divide en dos grandes tramas paralelas: por un lado, está esa visita emocional al viejo plató, donde los amigos revisitan viejos momentos del trabajo o la ficción, además de leer partes míticas de episodios; y por otro, la charla moderada por el 'showman' todoterreno James Corden frente a la misma fuente que aparecía en los créditos iniciales, que no está en Nueva York sino en los citados estudios de Warner Bros. Entre el público, algunas caras míticas, como Elliott Gould y Christine Pickles, los padres de Ross en la ficción. 

Durante el viaje se recuerdan historias curiosas, como la apuesta casi temeraria de los creadores por una Jennifer Aniston entonces involucrada paralelamente en una serie para CBS (si llega a hacerse temporada completa, se habrían tenido que rodar tres episodios de 'Friends' por segunda vez), o el accidente de LeBlanc durante el rodaje de 'En el que nadie está listo': salto sobre el sofá favorito y hombro dislocado. Asoman también curiosas inseguridades: al parecer, ni Lisa Kudrow, alias Phoebe, ni LeBlanc son demasiado fans de verse a sí mismos en una pantalla y todavía no han visto ciertas temporadas.

Presencias curiosas

A todo ello hay que añadir pequeños clips testimoniales de famosos de lo más diverso. Se podía esperar la presencia de Reese Witherspoon, que apareció en la sexta temporada como hermana pequeña de Rachel. Más inesperado (aunque es ubicuo), el grupo pop surcoreano BTS, que encabeza un bloque sobre fans de 'Friends' de alrededor del mundo y el poder de la televisión para resolver carencias afectivas. Aparece incluso la Nobel de la Paz Malala Yousafza, fan declarada (pues cómo no) del episodio 'El de la rutina', el de la fabulosa coreografía de instituto de Ross y Monica. 

También hay testimonios sentidos de David Beckham ("soy como Monica, un freak de la limpieza") o Kit Harington ("soy de la familia Geller, neurótico hasta la médula") y un peculiar desfile de moda en el que participan Cara Delevingne y otros invitados más inesperados.

'Friends: The reunion' empezó como artimaña promocional para el lanzamiento en Estados Unidos, en mayo de 2020, de HBO Max, la plataforma que aloja la serie en exclusiva (y en la que pronto se transformará nuestro HBO). Todavía tiene aromas de publirreportaje, pero al menos es uno de alto nivel y que mantiene el ritmo y el desfile de sorpresas (algunas todavía no se pueden revelar) en todo momento. 

Para una continuación de ficción podemos esperar sentados. Los creadores, David Crane y Marta Kauffman, lo han dicho en numerosas ocasiones: 'Friends' es una serie sobre ese momento de la vida en que tus amigos son tu familia. Y al final de esta historia, todos tenían relaciones prometedoras o descendencia de la que cuidar, es decir, verdaderas familias. Para seguir la historia habría que cargarse muchas felicidades, algo que nadie involucrado en 'Friends' se plantea ni por un momento. 

Compartir el artículo

stats