Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

TÚ Y YO SOMOS TRES

La crítica de Monegal: Bosé recobra la voz pero TVE sigue con tremenda afonía

Miguel Bosé cantó en ‘Cover night’ (TVE).

Después de ocho años sin voz, sin subirse a un escenario musical, Miguel Bosé ha vuelto a cantar en la entrega final de ‘Cover night’ (TVE-1). Ha elegido el tema 'Con la paz de las montañas, te amaré', según él, "la canción más hermosa del mundo".

La presentadora del programa, Ruth Lorenzo, emocionada, decía: "¡Estamos viviendo algo histórico!". El resto de miembros del jurado se estremecían. El público aplaudía. Y Bosé, vestido de blanco, como un beduino de las tribus del desierto, o quizá como un niño que se acerca al altar de su primera comunión, arrancó el ‘Te amaré’ con una voz sorprendentemente nítida. Cantó con ese estilo delicado que los franceses llaman ‘diseur’, o sea, más que cantarla a pleno pulmón, esa variante sutil de ‘decirla’.

Estoy de acuerdo con Ruth Lorenzo cuando advertía que el regreso de Bosé a los escenarios, para hacer música, es un suceso musical de notable magnitud. No obstante la audiencia que obtuvo fue flojísima. Un 8% de cuota de pantalla. Y la media de los 12 capítulos emitidos de ‘Cover night’, peor todavía: un 6,9%, una triste cifra. Es posible que si entendemos la tele como un impacto continuo, que es lo que ahora se lleva, y si Bosé en lugar de cantar hubiese lanzado un ‘speech’ sobre la no existencia del covid, la audiencia habría subido. Es una consideración también muy triste. Pero también creo que este flojísimo registro es consecuencia de tantos años de una TVE desorientada y sin rumbo. La gente, al contrario de lo que años atrás sucedía, se ha acostumbrado a ignorar el botón 1 del mando a distancia.

 A 'Los pacientes del doctor Garcia’ les pasa lo mismo. Esta serie está bien realizada, bien interpretada, y su argumento nos ayuda a conocer la historia del país. El doctor Guillermo, republicano, vive ahora escondido, con identidad falsa, en un Madrid lleno de purgas y ‘paseos’ que ejecutan los vencedores, los nacionales franquistas. Ha concluido la II Guerra Mundial y la España de Franco se transforma en el refugio de nazis importantes que llegan con las maletas llenas de infame botín. Pero la cuota de pantalla del último capítulo emitido ha sido: 4,8%. Es muy injusto. No se merece esta serie semejante sordera y falta de interés. 'Los pacientes del doctor’ en lugar de recibir impulso se hunden. Bosé recupera la voz y casi nadie le escucha. ¡Ah! Sigue TVE en su largo bucle de tremenda afonía.

Compartir el artículo

stats