Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Manuel Pérez Tornero Presidente de RTVE

"Vamos a hacer un Eurovisión de América Latina"

Entrevista José Manuel Pérez Tornero: "Vamos a hacer un Eurovisión de América Latina".

Muy de vez en cuando, los académicos tienen la suerte de poder aplicar sus investigaciones dirigiendo las instituciones. José Manuel Pérez Tornero (Almería, 1954) es catedrático de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y uno de los mejores especialistas europeos en televisión educativa pero nunca ha renunciado a combinar la reflexión y la acción. Ahora preside la Corporación de RTVE tras la última reforma pactada entre el Gobierno y la oposición y ahí inventó, hace décadas, La aventura del saber.

-Empezaremos con una pregunta clásica: cuando va al Parlamento, le machacan por la audiencia. ¿Cree que una televisión pública tiene que preocuparse de la audiencia?

-No, yo creo que hemos dado un salto adelante. El Consejo tomó posesión en marzo de 2021. Había poca inversión en programas. Y entonces, cuando se empezó a movilizar la inversión, en el último semestre del año anterior subimos de audiencia. Los meses de este año son muy positivos. El último mes estamos en un 9,5% de share, si no me equivoco. Hay algún punto de inflexión que significa que vamos por buen camino. Lo que ocurre es que hay que decir siempre que ese camino es lento, porque las bajadas y las subidas son lentas. Pero creo que hay cambios que no tienen que ver con cuestiones coyunturales, como el fútbol solo o Turín. En ese sentido la próxima comparecencia no me asusta demasiado.

-¿Qué balance hace de la ‘operación Eurovisión’, del Benidorm Fest a la final de Turín?

-Es una operación que situar en su contexto. Primero, no estábamos en el concierto internacional, estábamos de los últimos. Había que salir de esto. Entonces el paso que dimos en su momento fue optar a un puesto en la Ejecutiva de la UER y se nota. El segundo elemento es que salíamos de una pandemia. Había que revitalizar una zona muy afectada por la caída del turismo, como era Benidorm. Hicimos un acuerdo con la Generalitat y con el Ayuntamiento de Benidorm. Muy positivo. Y luego había que ayudar a la música, a la música joven. Entonces hay que recordar que estaba muy sacrificada con la pandemia y nosotros renunciamos a los derechos que siempre íbamos con las discográficas. Hicimos un festival para ampliar la visibilidad de esa música joven. Y el resultado ha sido que hemos tenido éxito de audiencia, que hemos competido bien en Turín y que marca también una conexión con la audiencia joven que no teníamos. Yo creo que es significativo, y ya estamos planeando que esto se reconduzca en el futuro, que haya también un trabajo constante con la gente jov

-¿La idea es ampliarlo o extenderlo?

-No queremos quedarnos con el espejismo de un buen resultado, vamos a salir a ganar la próxima vez. Estábamos también para organizarlo, pero al final si renuncia Ucrania, será la BBC la que lo organice y entonces nosotros nos vamos a desdoblar. Vamos a intentar lanzar un festival semejante de cara a América Latina y competir lo mejor posible en el próximo Eurovisión.

-O sea, un Eurovisión en América Latina como en Estados Unidos.

-Un Eurovisión de América Latina, pero de otra manera. Es recuperar también aquel festival de la OTI que se hacía, pero de otra forma. Estamos pensando una forma muy novedosa que implique las redes sociales, que implique la música popular, que potencie la capacidad de la música latina de verse n el mundo.

-Esta operación, ¿es un ejemplo de la televisión pública que le gustaría impulsar en esta etapa?

- La música es un arte impresionante. Música popular y música clásica. La misión de la televisión pública es empoderar a la ciudadanía, hacerla más culta. Por tanto, la apuesta por la música popular es importante. Pero vamos a potenciar la orquesta y el coro que queremos que sean insignia de nuestros valores. Vamos a potenciaer que se descentralice, que se conecte con la divulgación, que se conecte con las escuelas, que haya un público que se cultive con la cultura, con la música y esto hay que extenderlo a todos los campos. La ciencia es una apuesta enorme. La televisión pública tiene que estar en lugares esenciales. En momentos esenciales no puede faltar. Es imprescindible para la democracia, es imprescindible para el sentido crítico. Y es imprescindible también para sostener el periodismo de calidad. Porque hoy día el periodismo está sufriendo mucho por el modelo de negocio. La verificación es más difícil, es más precario el empleo. Bueno, tenemos que estar potenciando el periodismo de calidad público o privado, pero ayudando.

¿En el deporte también?

-Sí. Lo define muy bien la nueva Directiva Europea del Deporte. El deporte es primero, son valores, son valores de igualdad, de competitividad, son valores de progreso que hacen un buen servicio a la vida sana, hacen un buen servicio a la educación y a la cultura y luego convocan a los pueblos en un momento determinado. Los pueblos necesitan identificarse con algo, sea a nivel europeo, sea a nivel nacional, sea a nivel estatal. Identificarse y desviar también algunas tensiones sociales hacia el juego, que es una escuela de vida. Yo creo que ahí tiene que estar como plaza pública el deporte y tenemos que estar atendiendo al deporte femenino, al deporte menos famoso, a los deportes minoritarios. Y la apuesta que estamos haciendo en Radio Televisión Española no es solo el fútbol de gran competición de los equipos nacionales, sino en todas las federaciones más o menos populares. Y ahora vamos a redoblar nuestra apuesta con el deporte olímpico. Y ahí sí que yo creo que es importante que demos un paso adelante.

-¿Y le gustaría volver a recuperar derechos de las grandes competiciones de fútbol?

- Nos hemos centrado sobre todo en las selecciones nacionales, porque las otras son difíciles de conseguir. Unen menos, porque dividen de alguna forma. Pero con la selección nacional tenemos que estar, y con el deporte olímpico tenemos que estar, lo mismo que hemos hecho una apuesta fuerte por la UEFA y por el Mundial. Estamos también trabajando para que, junto con la red europea de Eurovisión, pues seamos los propietarios de los derechos de la transmisión deportiva de los Juegos Olímpicos, que hasta ahora éramos subsidiarios de una multinacional que trasciende a EuropaHhay una apuesta por un modelo europeo de deporte que pasa también por defender los derechos audiovisuales de cada televisión pública o o de cada. Yo hablo mucho de soberanía audiovisual, soberanía creativa, no, eso lo tenemos que defender.

 -¿Y hay dinero suficiente para este proyecto?

-Hasta ahora lo tenemos. Con la previsión de ingresos que tenemos se amortiza bien con el gasto que supone en la parrilla, es compatible con otras inversiones y rinde. Nos está rindiendo muy bien el fútbol. Hemos conseguido en la final de la UEFA League picos de un 57% de audiencia. Los partidos de la selección están entre el 20 y el 26. Por no decir sólo el deporte, el haber conseguido que el primer debate en Andalucía, en el que también muchas veces la televisión española quedaba desplazada, consiga un 17,8% de audiencia es un valor. Hay que estar en los momentos esenciales con la función esencial de la televisión pública, allí donde corresponda.

-El fin de la tasa a los operadores de telecomunicaciones, ¿Es una amenaza para la financiación de la televisión pública?

-El principio básico era que si nosotros, como radiotelevisión pública, renunciamos a la publicidad, tenemos que tener alguna compensación de quienes se han quedado con todo el mercado publicitario. Esto se mantiene, al mismo tiempo que creo que es un momento para decir que probablemente nuestro sistema no sea malo, porque, aunque perdamos algo, porque las telecomunicaciones dejan de financiar una parte, la situación en Gran Bretaña es más grave. Allí la supresión de la tasa está prevista en tres o cuatro años y en Francia ha sido radical. El otro día, hablando con mis colegas de la BBC y de France Televisión, su preocupación era enorme. Nosotros, por lo menos, tenemos asegurado que con esa tasa vamos a mantener una financiación razonable. Tendremos que ajustar nuestro mandato marco, pero nos da una previsión de sostenibilidad que en otros países está en cuestión. No hay democracia sin televisión pública, sin la televisión pública, y es muy importante que en Europa se siga apostando por eso.

 -Ha hablado antes de la fuerza territorial del grupo, ¿Qué relevancia le dais en vuestro mandato?

-Tenemos 17 centros territoriales, tenemos dos centros de producción en Canarias y Barcelona. Vamos a crear dos centros de producción nuevo. Esto significa que nuestra plantilla está distribuida, Radio Nacional está en cada provincia, tiene periodistas en todas partes y pueden construir un discurso compartido. Esto es muy importante. ay que invertir la lógica tradicional, antigua, de que el discurso es central y que cuando hacemos discurso local, desconectamos. Al contrario, hay que conectar las partes, hacer un discurso vertebrador y apostar por una España diversa, cultural y lingüísticamente. Y esto, que lo acreditamos con lo que he dicho de TVE, lo vamos a compartir con un acuerdo con la FORTA, que son televisiones públicas, y también vamos a llegar a un acuerdo con la prensa, con la prensa que tiene distribución territorial y regional. Vamos a trabajar en común, porque todos compartimos los ideales democráticos de un periodismo de calidad. Esto hay que llevarlo también a la gestión de la propia empresa. Hay que descentralizar algunos servicios, cambiar algunas rutinas. Y lo estamos haciendo. Es un cambio que organizativamente culminamos este verano y que culturalmente nos costará un poquito más, pero que en el plazo de dos años estará listo.

-¿En qué consiste?

-Bueno, el cambio ha sido muy fuerte. Nosotros tenemos, radio, televisión e interactivo, separado. Ahora es una gestión integral. Luego teníamos las redacciones separadas y vamos a ir caminando hacia la integración progresiva en una sola plataforma, al servicio de toda la redacción, de todo el territorio, donde también se va incorporando Radio Nacional. Poco a poco, vamos a compartir en la nube todos los servicios. Por ejemplo, ahora en Valencia haremos un centro nuevo. En ese centro vamos a hacer mucha actividad de formación del Instituto, que se va a trasladar una buena parte. Ya lo mismo vamos a hacer en Zaragoza. Estamos haciendo en Canarias y vamos a trasladar producción también a estos centros y también decisión sobre alguna estrategia de la corporación allá.

-¿Y en cuanto a programación?

-En programación vamos a hacer una especie de salto cultural importante, o sea que la que se rezume cultura apoyando al libro, al teatro, a las artes creativas, en la 1, en la 2, en RTVE, en la plataforma digital, en la radio que rezume ciencia, cultura, sentido crítico. Vamos a apoyar la transformación digital de este país. Vamos a buscar talento donde haya y vamos a crear eventos en todo el territorio. ¿Qué hacemos? Apuesta firme por el deporte. Vamos a crear una plataforma donde todas las federaciones se vean reconocidas, donde haya deporte universitario, deporte escolar, deporte federativo, otra plataforma por la música clásica y música popular. Y esto tendrá escaparates en la 1. Haremos una apuesta muy fuerte por la música popular y por el cine. Vamos a potenciar una nueva narrativa audiovisual, no va a haber más cooperación con servicios internacionales. El 30 de junio firmo la incorporación a la cadena Arte en Estrasburgo, con lo cual no solamente vamos a poder aprovechar toda la programación de arte en todos nuestros canales, sino también que vamos a crear un fondo de coproducción con ellos que va a ser importante. 

Compartir el artículo

stats