Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tú y yo somos tres

La crítica de Monegal: ‘Cuéntame…’ atiza al Gobierno de Felipe

La crítica de Monegal: ‘Cuéntame…’ atiza al Gobierno de Felipe.

Nueva temporada de ‘Cuéntame...’ (TVE-1). La número 22. Estan abordando los años 1993-94. Y a través de Toni Alcántara, el hijo mayor de Antonio y Merche, que ahora trabaja en La Moncloa, la serie ha puesto el foco en los últimos años del Gobierno socialista de Felipe. ¡Ah! Que los guionistas hayan dibujado a Toni como director de comunicación, despachando directamente con Narcís Serra (interpretado por el actor Miguel Uribe), permite a la serie enfocar –desde dentro– los momentos que consideran más relevantes del final del ’felipismo’. Por ahora han elegido aquel conflicto del ministro Carlos Solchaga por haber viajado gratis, en viaje privado a Baleares, en un buque de la Trasmediterránea; la trifulca del ministro Corcuera con el Tribunal Constitucional por aquello de ‘la patada en la puerta’, y, finalmente, el caso del director general de la Guardia Civil Luis Roldán que ahora lo están comenzando a abordar con un encuentro entre Roldán y Antonio Alcántara la mar de pintoresco en el ‘bistrot’. También nos han contado otros asuntos graves del Gobierno, como aquella huelga de estudiantes por la subida de las tasas universitarias, o la muerte en el cuartel de Tres Cantos de la etarra Miren Gurutze Iantzi.

Sobre esta muerte, el Narcís Serra de ‘Cuéntame...’ exclama: "A ver qué te inventas, Alcántara, porque la prensa nos va a comer vivos" Y Toni Alcántara, consciente de que nadie se iba a creer que una joven de 30 años, detenida en un cuartel, hubiese muerto de un infarto, comunica a su equipo: "Hay que alterar la realidad, ¡hay que construir un relato!". ¡Ah! Eso de construir un relato, con el paso de los años, se ha perfeccionado mucho. De modo que en esta temporada han decidido enfocar lo más peliagudo del tramo final del Gobierno de Felipe. Es curioso, cuando la serie discurría por 1983-84-85, poco nos contaron del triunfo socialista en las urnas. Entonces decidieron entretenernos con los cuernos que le ponía Antonio a Merche, y viceversa, y con el rompimiento del matrimonio. O sea, durante varias temporadas transformaron ‘Cuéntame...’ en un culebrón.

¡Ahh! A lo mejor tenía razón Felipe cuando en ‘Los desayunos de TVE-1 (2010) advirtió, refiriéndose a la influencia de Aznar en ‘Cuéntame...’: "Una voluntad política decidió que cuando la serie llegase a 1983, se minimizasen los logros socialistas".

Compartir el artículo

stats