Belén Esteban es otra persona desde que dejó a un lado la mala vida que llevaba. Así lo ha dicho la colaboradora en el programa Sálvame. Precisamente, Belén no pudo evitar derramar alguna que otra lágrima al recordar por el infierno que pasó y lo feliz que es ahora con su nueva vida.

Aprovechó que se hablaba de ella para dar las gracias a Jorge Javier y a las personas que han estado a su lado en los momentos más delicados. "Para mi es muy importante que Jorge Javier diga que está orgulloso de mi; doy las gracias y para mi es muy importante todo esto porque pasé nueve meses fatales; el domingo me hicieron un video de cómo ha transcurrido todo desde cuando estaba mala a ahora, diciéndome cosas preciosas y tengo a mi lado a la persona que Dios me ha mandado y que creo que me lo merecía y ojalá que Miguel me dure para toda la vida", dijo.

Tanto ha cambiado su vida, que ahora confiesa estar encantada de ir a trabajar, algo con lo que antes, cuando se encontraba mal, no disfrutaba. "Ahora vengo a trabajar y no me quejo; quiero decir a la gente que ha tenido mi problema que la vida es maravillosa, yo estaba en un infierno y ahora tengo una vida maravillosa", explicó.

Animó a la gente que está pasando por lo que ella pasó que intenten salir del infierno y tener una vida tan maravillosa como la que ella ahora tiene. "Quiero decir a la gente que está metida en lo que yo estuve metida en su día que hay otra vida, una vida maravillosa, una familia, una persona que he encontrado, unos compañeros, Rocío, Cristina, Carol, Alicia. Vivieron mi problema y Adrián y Oscar me ayudaron a encontrar a la persona que me ayudó y a mi hija, a mi madre que cada día se va a sentir más orgullosa de mi, que os quiero", reveló.

"Ahora quiero disfrutar"

Belén, que ahora luce otro aspecto físico distinto al que tenía cuando estaba mala, explicaba con lágrimas en los ojos: "Soy muy consciente, soy otra persona, me lo noto, tengo vida, lo que antes no tenía; ahora solo cierro la puerta de mi habitación para una cosa y ahora cuando termino la abro; he engordado kilos de felicidad, me veo tan bien con todo; quiero disfrutar de la vida, quiero disfrutar de mi hija".

En esta nueva vida, Miguel, la actual pareja de Belén, juega un papel muy importante. La colaboradora de Sálvame tiene palabras maravillosas con su chico al que toda su familia, incluida su hija Andrea, adora. "Miguel me ha dado estabilidad, Miguel es muy bueno, es una persona muy responsable, muy sano, muy joven pero parece que es más mayor, es lo que yo necesitaba también; mi familia y mi hija quieren mucho a Miguel".

También ha jugado un papel muy importante Jorge Javier, que le ha ayudado mucho. "Jorge aguantó mucho lo mío y que Jorge diga que está orgulloso de mi, es importante y me emociono; antes venía a trabajar dormida, antes no tenía vida, no iba a las reuniones", aseguró al respecto.

No descarta contraer matrimonio con Miguel, aunque matizó: "Vivo el presente, me encanta vivir el presente; me gustaría casarme con Miguel, pero vivo el presente". Como era de esperar, tuvo palabras para la persona más importante de su vida, su hija Andrea. "Mi hija Andrea ahora estudia mucho y saca muy buenas notas; mi hija me hace tan feliz que mi vida entera es Andrea y en esa vida también está Miguel".