Sor Cristina se ha convertido en toda una revolución en Italia. Desde que se alzase con el título de la voz de Italia con un 62% de los votos de la audiencia, su nombre no ha dejado de sonar en todo el mundo.

Una voz que ha conmovido con su fuerza y valentía a todo el público. Solo tiene 25 años pero las ideas las tiene muy claras. Dejó su trabajo como contable para atender la llamada de Dios y ponerse el hábito de monja. Su trabajo con la música y los niños más desfavorecidos le sirvió para abrirle los ojos acerca de lo que verdaderamente quería en esta vida: "Si yo tengo un don, te lo doy".

Ahora han salido a la luz algunas imágenes de la vida de Sor Cristina antes de convertirse en una de las hermanas Orsolinas. En ellas se puede ver a una Cristina muy guapa y divertida, practicando con una guitarra y también en su viaje como misionera a Brasil, donde consiguió llevar a cabo uno de sus sueños: sacar adelante el musical "El coraje de amar", el mismo musical con el que sintió la llamada de Dios.

Días después de coronarse como la vencedora de la segunda edición de La Voz Italia, su sueño de grabar un disco cada vez se hace más real y es que el premio por ganar este talent show es un contrato con la discográfica Universal. Mientras se produce este nuevo disco de Sor Cristina, ella ya deslumbró a todos en la final de La Voz con una canción compuesta por ella: Lungo la riva.