Durante Supervivientes vimos como poco a poco Katia Aveiro iba desgranando pequeños episodios de su vida, pero la portuguesa concedió en Sálvame Deluxe su entrevista más personal.

Su paso por el reality que la ha hecho más popular en nuestro país levantó mas de una polémica, además muchos afirmaban que su hermano, el futbolista Cristiano Ronaldo, no estaba de acuerdo con que la cantante participara en Supervivientes, algo que la propia Katia desmentía anoche, "mi hermano ha seguido todo mi paso por 'Supervivientes'".

Y es que Katia es una feliz y orgullosa hermana mayor. Durante la entrevista contó cómo fue su infancia y la de sus hermanos. "Nuestra infancia fue dura, mi familia pasó muchas penuria, sólo comíamos carne los domingos y nunca pasamos hambre porque mi madre era una mujer muy trabajadora, y a pesar de todo fuimos muy felices. Nunca olvidaremos de dónde venimos".

La relación de Katia con Cristiano siempre ha sido muy buena. La superviviente era la que se ocupaba del pequeño cuando su madre tenía que ir a trabajar. "Yo era la que cuidaba de Cristiano, me encargaba de que hiciese los deberes, pero él siempre se escapaba para jugar al fútbol. Era muy dura con él".

Katia reconoce que se dieron cuenta del especial talento de Cristiano cuando éste viajo de Madeira a Lisboa, a jugar con el Sporting, "Mi padre y mi hermano Hugo jugaban muy bien al fútbol, por lo que no nos extrañó que Ronaldo también lo hiciese. Cuando la gente empezó a hablar de él y se empezaron a interesar por su carrera como futbolista, en mi familia nos dimos cuenta de que era diferente y que quizás podría ser el mejor jugador de Portugal".

La cantante recuerda con mucha dulzura cuando su hermano le compró a su madre la casa con su primer sueldo, "mi madre siempre decía que la quería sin piscina porque no sabía nadar, y Cristiano se la compró sin piscina pero con todas las comodidades para ella".

La carrera de Katia, a pesar de lo que se ha dicho, comenzó a cantar cuando tenía doce años y actuaba con una orquesta de Madeira los fines de semana. "Siempre sentí que Madeira se me quedaba pequeña si quería ser cantante profesional. Cuando Cristiano se cambió a Manchester nos dijo a mi y a mi familia que haría que nuestros sueños se cumpliesen. Y en 2004 yo grabé mi primer cd profesional".

"Nos acordamos mucho de nuestro padre, de que él no pueda vivir esta vida de lujo que estamos viviendo y que también merecía", cuenta Katia. Asegura que su padre siempre le decía a Cristiano que sería el mejor del mundo y que en 2007 cuando ganó ese título, Cristiano lo pasó muy mal por no poder tener a su padre al lado.