La miniserie 23-F: el día más difícil del Rey y el realizador Narciso Ibáñez Serrador han sido galardonados ex-aequo con el Premio Nacional de Televisión, que se concede por segundo año consecutivo.

El jurado ha considerado que Chicho Ibáñez Serrador debe recibir este premio por "la relevancia de su trayectoria profesional" y por haber creado un lenguaje televisivo permanente, mientras la citada miniserie ha demostrado "su capacidad para recrear un acontecimiento histórico con un alto nivel de exigencia y amplia aceptación de la audiencia".

Este premio del Ministerio de Cultura está dotado con 30.000 euros y recompensa la meritoria labor del galardonado en el ámbito televisivo, bien como reconocimiento a la obra realizada o difundida durante el año 2009, o bien, como es el caso de Ibáñez Serrador, por su trayectoria profesional.

Narciso Ibáñez Serrador, director de televisión y cine de origen uruguayo nacionalizado español, es además actor, escritor y guionista. Uno de sus últimos trabajos ha sido la obra teatral El águila y la niebla, galardonada en 2000 con los Premios Villa Madrid y Lope de Vega, cuya dotación económica cedió a la sede de la Casa del Actor.

En cuanto a la miniserie 23-F: el día más difícil del Rey, que también ha recibido uno de los Ondas 2009, se ha convertido en la más vista de la historia de televisión, con casi siete millones de espectadores atentos al desenlace.