Antena 3 TV estrena hoy American history X, una producción firmada por el director Tony Kaye en 1998, que es un alegado antirracista plagado de violencia.

El protagonista, Edward Norton, un excelente actor, se encontró tan a gusto en el papel que llegó a modificar el montaje final para poder aparecer más tiempo en pantalla, lo que provocó las iras del director que a punto estuvo de retirar su nombre.

Y es que Norton realiza dos personajes casi diferentes a lo largo del filme: el de un skin head admirado por sus compañeros de organización y por su propio hermano, y el de un hombre nuevo, reformado en la cárcel, que se convierte en un activista antirracista, pero igual de violento que el primero. Cuando Derek asesina a un ladrón de raza negra que intenta robarle su furgoneta, es condenado a prisión donde entabla amistad con un joven negro y conoce la realidad de un mundo regido por estrictas e inamovibles normas.

Tras pasar varios años en prisión, retorna a su barrio, completamente reformado.