La costa de las Baleares están llenas de faros que, por su privilegiada situación geográfica, ayudaban a los barcos a seguir su rumbo y no encallar en rocas o acantilados. Los sistemas de navegación modernos han prácticamente jubilado a los faros, sin embargo hay muchos que son dignos de visitar por su historia, arquitectura y vistas que ofrece.

El faro de Cap Blanc fue inaugurado en 1863 y se caracteriza por marcar uno de los extremos de la bahía de Palma junto con el faro de Cala Figuera. Está situado en una zona de acantilados y se puede disfrutar de las mejores puestas de sol de Mallorca. Este faro tiene la óptica más antigua de todos los faros de las Islas Baleares.

Faro de Cap Blanc T.O.

El faro de Tramuntana fue inaugurado en 1910 y es el más moderno de los mencionados, es uno de los faros de la Isla de Sa Dragonera y se visita haciendo una excursión desde Sant Elm. Este faro marca la entrada al estrecho que separa la Dragonera y Mallorca.

FARO CAP DE TRAMUNTANA Barbara Terrasa

El faro de Alcanada se inauguró en 1861 y está situado en uno de los extremos de la bahía de Alcúdia, en la isla de Alcanada. Si el tiempo acompaña, piede cruzarse el estrecho andando sin que cubra el agua aunque hay que ir con calzado apropiado, ya que es una zona de piedras.

El faro de Cap Gros es uno de los dos faros que marcan la entrada al Puerto de Sóller, su torre es distinta al resto de faros de la época en Mallorca y es que está dividida en cinco tramos, cuyo diámetro es más pequeño a medida que asciende. Es el faro más alto de la lista, con 120 metros a nivel del mar.

El faro de Cap de Ses Salines se encuentra en el punto más al sur de la isla y está situado prácticamente a nivel del mar. Desde el faro hay unas muy buenas vistas a Cabrera y es desde donde se puede ir a Cala Màrmol. Es el primer faro de España en funcionar con paneles solares.

Faro del Cap Ses Salines Guillem Bosch

El faro de Capdepera es el que se encarga de vigilar las aguas del Canal de Menorca desde el lado mallorquín y, por tanto, si el tiempo lo permite se puede divisar la isla vecina al fondo. Lleva en funcionamiento desde 1861.

Faro de Capdepera MARIA ÀNGELS FIUS

El faro de Porto Pi es el más antiguo de España que aún sigue en funcionamiento, incluso del mundo. Fue construido en 1617 y se conserva con el mismo diseño y aspecto de la época. Fue declarado monumento histórico en 1983 y en su interior tiene un pequeño museo con una exposición sobre los faros de la isla, sistemas de iluminación y señales marítimas.

El faro de Porto Colom se inauguró en 1863 y cuenta con una óptica centenaria procedente del Faro de Tramuntana. En 1937 fue ocupado por los alemanes en la Guerra Civil española.