Hacer una selección de las mejores playas de Mallorca es casi imposible. El encanto de la costa isleña superaría cualquier intento de clasificación.

Por eso, para hacer un listado con los mejores arenales mallorquines elegiremos aquellos más extensos y cómodos para el disfrute de los bañistas que guste de este tipo de playas, y que además son ideales para recorrerlas paseando, tanto en verano como en invierno.

Playa de Muro. Esta es una de las playas más extensas de Mallorca y abarca un total de 6 kilómetros en la costa noroeste de la isla. E dividida en cuatro sectores y, según tus preferencias, puedes quedarte en la zona más virgen con dunas y árboles para tener sombra, o bien quedarte más cerca de la zona urbana con restaurantes y demás servicios. Además, es una playa muy concurrida para amantes de los deportes acuáticos. Es muy fácil llegar y existen zonas habilitadas para aparcar.

Es Trenc. Esta playa de arena fina y blanca, y aguas tranquilas, es una de las más conocidas de Mallorca. Es territorio virgen, de fácil acceso, con aparcamiento en las inmediaciones, ubicada en una zona de proteccion natural. Durante el verano sufre una gran presión humana debido a la gran afluencia de turistas y en ocasiones puede resultar difícil encontrar un sitio para dejar la toalla.

Cala Mondragó. Se encuentra muy cerca de Santanyí, pertenece al Parque Natural de Mondragó, y dista apenas unos metros de un aparcamiento de pago. Cuenta con servicio de socorrismo, chiringuito y zonas con sombra, lo que la hace ideal para ir con niños. Sus aguas son tranquilas.

Cala Varques. Esta cala no destaca por su gran extensión, sino por el entorno natural en el que está ubicada. Pertenece al ayuntamiento de Manacor y para llegar hasta el arenal es necesaria una pequeña caminata desde el aparcamiento habilitado a 4 kilómetros de la cala. No dispone de ningún tipo de servicios.

Playa de Alcúdia

. La playa comienza en el Port d'Alcúdia y bordea toda la bahía. Con 7 kilómetros es la playa más larga de Mallorca. Se trata de un arenal muy cómodo, con aparcamiento y todos los servicios, incluidos restauranes en primera línea. Debido a lu longitud siempre encontrarás un sitio para poner la toalla sin grandes aglomeraciones de bañistas. Es ideal para dar largos paseos.

Platja de Palma. Parte de este arenal pertenece al municipio de Palma, y el resto a Llucmajor. Está ubicada en la zona con mayor concentración de hoteles de Mallorca, por lo suele ser muy concurrida por turistas, y sufre una altísima ocupación en verano. Tiene muy buena conexión con con autobuses, pero no cuenta con aparcamientos cercanos.

Can Pere Antoni. Es la playa más cercana a Palma. En pleno paseo marítimo, es la opción más cómoda para los palmesanos que prefieren disfrutar de la playa sin recorrer grandes distancias. Al otro lado de la carretera hay un aparcamiento subterráneo de pago. Esta playa urbana cuenta con todos los servicios y sufre grandes aglomeraciones.

Cala Millor. Su longitud no llega a los 2 kilómetros y cuenta con servicio de vigilancia, ducha y aparcamiento. En temporada, esta playa compartida entre Sant Llorenç y Son Servera, suele estar muy concurrida.

Son Serra de Marina. Es una larga playa de arena y rocas que hace frontera natural entre Santa Margalida y Artà. Suelen frecuentarla locales y turistas alojados en la zona, por lo que no es habitual que se produzcan aglomeraciones. En una zona de la playa podrás encontrar duchas y una pasarela, y hacia el otro lado disfrutarás de una zona más virgen. Las condiciones meteorológicas la hacen un lugar ideal para practicar deportes acuáticos como windsurf, kitesurf o surf.

Puerto Pollença. Mide aproximadamente 1,5 kilómetros y gracias a su pasarela de madera que se adentra en el mar, podría ser una de las playas más instagrameadas de Mallorca. Cuenta con todos los servicios necesarios para hacerla cómoda. Además, tiene zona de sombra y es accesible para personas con movilidad reducida.