Uno de los productos del campo mallorquín que estos últimos años está de moda es la algarroba porque de sus pepitas se extrae la Goma de garrofín, un espesante natural y agente gelificante. La algarroba fue durante muchos años, cuando no había en la isla azúcar, edulcorante natural y remedio, entre horas, para superar la fatiga. El gran Joan Miró, la llevaba siempre en su bolsillo, porque decía que le daba suerte.

El algarrobo (Ceratonia siliqua) es un árbol típico en nuestros campos de secano, muy resistente a la sequía. Es un árbol mediterráneo. Un solo ejemplar, en su momento álgido, puede llegar a producir 200 kg de algarroba. Ésta se recolecta el mes de agosto. Sus semillas (en la antigüedad eran utilizadas para pesar gemas y joyas debido a que su tamaño y peso es uniforme, de ellas viene la palabra ‘quilate’) son las que contienen endospreno del que se extrae la ‘goma de garrofín’, base de helados, salsas, sorbetes, productos lácteos… 

Ahora, Carob S.A, la gran productora mallorquina de derivados de algarroba a escala industrial, comercializa ‘Goma de Garrofín’ al detalle con la marca PALGUM. Un producto muy interesante para hacer infinidad de recetas. Ver: www.carob.es.