Las tartas de queso son muy populares, por su sabor y por la variedad de combinaciones que permite. En este caso, la más famosa de España, y del mundo, es la del restaurante La Viña (San Sebastián), que ha sido elegida como uno de los mejores sabores del año por el 'New York Times'. El restaurante donostiarra lleva 28 años preparándola.

Ahora conocemos la receta y por fin podemos prepararla en casa cada vez que nos apetezca. Es una tarta muy sencilla, solo tenemos que mezclar cinco ingredientes en un bol y hornear. En solo 30 segundos, este vídeo de TikTok de David García (alias siempre_hambriento en esta red social) que verás más abajo te lo explica.

@siempre_hambriento

🍰 Tarta de queso de La Viña 🍰#AprendeConTikTok ##Recetas ##tartadequeso ##Receta ##c#heesecake

♬ Blinding Lights - The Weeknd

Ingredientes

  • 500 g de queso crema
  • 4-5 huevos
  • 200 gramos de azúcar
  • 15 g de harina
  • 250 ml de nata

Elaboración

  • En un bol, mezclar los cinco ingredientes con una varilla. Es importante que todo quede bien mezclado, así que si tienes una varilla eléctrica, todo será más sencillo.
  • Mientras hacer estos pasos, ponemos el horno a precalentar a 200 grados por arriba y por abajo. Cuando esté todo listo, ponerlo en un molde con papel de horno (¡te damos un truco! Si quieres darle un toque más rústico a tu tarta de queso, humedece con un poco de agua el papel y arrúgalo para que sea más fácil de usar. También puedes usar dos papeles intercalados y medio arrugados).
  • Colocar la mezcla en el horno, lo más céntrico posible y hornear. El tiempo del horneado puede variar en función de cual queramos que sea el resultados. Si preferimos que quede más líquida, dejarla entre 40-45 minutos. Si preferimos que se haga un poco más, entre 50-55 minutos. A la media hora del horneado, es recomendable ir vigilando que no se queme. Si se está dorando demasiado, cubrir con un papel de aluminio.
  • Cuando esté cuajada, abrir levemente la puerta del horno y dejar atemperar en su interior durante 15 minutos con el horno apagado. Luego, sacarla del horno y dejarla enfriar a temperatura ambiente sobre una rejilla sin desmoldar. Cuando ya esté fría, cubrir con papel de aluminio o papel film y dejar reposar de un día a otro en el frigorífico o al menos unas horas.