Las ensaladas, siempre frescas, siempre un regalo de vitaminas, son un reto a la imaginación y a la fantasía creadora. Se ha dicho que la dieta mediterránea está basada en productos frescos y saludables, que es sencilla y simple en su preparación, si bien es rica en abundancia de sabores para combinar con amplitud de aromas.

A continuación, te enseñamos cómo preparar una deliciosa ensalada de mozzarella al aroma de albahaca.

Así se prepara:

Se lavan los tomates, se cortan en rodajas no demasiado finas y se colocan formando corona en la parte externa de una fuente redonda. En forma de corona concéntrica interior se disponen trozos de mozzarella. Se prepara una corona interior nueva, colocando alternadamente aceitunas negras, alcaparras y aceitunas verdes. El centro se completa con unas rodajas de tomate y un montoncito de mozzarella. Ya dispuestos los ingredientes, se salpimientan al gusto y se bañan con un chorro de aceite de oliva virgen extra, en el que maceraron durante unas 12 horas unas hojas de albahaca.

Ingredientes para 4 personas:

150 g de mozzarella, 3 tomates, 12 aceitunas negras, 12 aceitunas verdes, 12 alcaparras, hojas de albahaca, aceite de oliva, sal.

El consejo:

Si usted no gusta del aroma y sabor de la mozzarella puede utilizar queso fresco de vaca o de oveja (tipo Burgos, Villalón, requesón, etcétera).