Los niños, a partir del año y medio, más o menos, empiezan a digerir alimentos presentados en diferentes texturas. Una de las inquietudes de muchas madres es saber con exactitud si su hijo va correctamente alimentado para tal o cual actividad.

A veces, se "ceba" a los niños creyendo que cuanto más mejor, pero conociendo los alimentos, podemos ofrecerles comidas ricas y completas en los nutrientes que van a necesitar. Podemos estar seguros de haberle dado de comer, no mucha cantidad, sino lo realmente adecuado.

Las pastas y arroces, alimentos energéticos por excelencia, deben estar presentes en toda alimentación sana y equilibrada. Son platos bien aceptados por el niño, ya que los ingredientes se diferencian bien y la textura es muy agradable. Si al niño le gustase la forma integral será un punto muy favorable, ya que estos conservan gran cantidad de fibra y algunas vitaminas que el arroz blanco o la pasta limpia han perdido con el refinado.

Arroz integral con guisantes frescos

Así se prepara:

En agua hirviendo con sal se cuecen los guisantes con media hoja de laurel. Se corta la carne y se rehoga en una cazuela con aceite caliente, agregando la cebolla picada, el pimentón, el ajo y el perejil machacados en el mortero y desleído todo ello en un vaso de agua. Se deja cocer con la tapa, hasta que la carne esté tierna.

Cuando los guisantes estén en su punto, se escurre el agua en un recipiente y se echan sobre la carne. El agua de cocer „añadiendo más, si es necesario, hasta completar un litro„ se une al guiso. Cuando comienza a hervir, se añade el arroz y se deja cocer durante 15 minutos.

Ingredientes para 4 niños:

400 g de arroz, 700 g de carne de ternera, 1/2 kg de guisantes desgranados, 1 cebolla, 1 diente de ajo, pimentón, laurel, perejil, aceite, sal.

Albóndigas de pescado

Así se prepara:

Primero se pone el pan en una taza con un poco de leche caliente para que se ablande. Mientras, en una cazuela con agua y sal, se pone la merluza y cuando comience a hervir se deja cocer durante 15 minutos. Una vez fría, se limpia de piel y espinas y se desmiga. En un bol se pone la merluza desmigada, la miga de pan ablandada, el ajo troceado y el perejil.

Se mezcla todo muy bien y por último se incorpora el huevo batido. Se le da a todo unas vueltas y se van formando las albóndigas, pasándolas, a continuación, por harina. En una sartén con un poco de aceite, se fríe la cebolla, se añade una cucharada de harina, se remueve bien y, por último, se vierte medio litro de caldo de la merluza y el laurel. Se deja cocer durante 15 minutos, se pasa por el chino y se vierte en una cacerola. Las albóndigas se fríen en aceite bien caliente. Se pasan a la cacerola y se deja cocer todo antes de servirlas.

Ingredientes para 4 niños:

1/2 kg de merluza, 1 vaso de leche caliente, 1 diente de ajo, 1 cucharada de perejil picado, 1 huevo, 1 plato de harina, 2 vasos de aceite, pan.

Para la salsa

1/2 litro de agua de cocer la merluza, 6 cucharadas soperas de aceite, 1 cebolla, 1 cucharada de harina, 1 hoja de laurel, sal.

Bizcocho de nata

Así se prepara:

El molde se engrasa con mantequilla, se espolvorea con harina y se reserva. La nata y el azúcar se colocan en una fuente y se baten hasta obtener una crema. Entonces, se añaden las yemas y la ralladura del limón sin dejar de batir.

A continuación, se incorporan poco a poco dos tazas de harina mezcladas con la levadura y se remueve mezclándolo todo sin batir. Por último, se agregan las claras batidas a punto de nieve, y se añaden con una espátula o cuchara de madera, y cuidando de que no se bajen.

Se vierte todo sobre el molde preparado y se cuece en el horno a una temperatura media durante 25 minutos o hasta que esté bien cocido. Conviene taparlo al principio con una hoja de papel blanco untado con mantequilla. Una vez que el bizcocho haya subido, se retira el papel para que dore. Cuando esté en su punto, se saca del horno y se vuelca sobre una rejilla para que enfríe. Puede adornarse con azúcar glasé espolvoreada por encima.

Ingredientes

1 taza de nata, 3 huevos, 1 taza de azúcar, 3 cucharaditas de levadura, 1 limón, harina, mantequilla.