Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Críticas de cine

'El contador de cartas': ascetismo y redención según Schrader

Oscar Isaac se suma a la lista inmensa de ingrávidos y torturados, a la vez que serenos, rostros masculinos en el cine de Schrader, siguiendo los pasos de Harvey Keitel, Richard Gere, Christopher Walken, Nick Nolte, Ethan Hawke y Willem Dafoe

Oscar Isaac, en un fotograma de ’El contador de cartas’, de Paul Schrader.

'El contador de cartas' Dirección Paul Schrader Intérpretes Oscar Isaac, Willem Dafoe, Tiffany Haddish, Tye Sheridan, Ekaterina Baker, Joel Michaely Estreno 29 de diciembre de 2021 *****

‘El contador de cartas’ es otra magnífica muestra del cine de Paul Schrader en la que confluyen varios de sus temas y obsesiones: la ascesis narrativa a lo Robert Bresson, la coherencia estilística con lo que escribió en 1972 en su tesis universitaria sobre el estilo trascendental, un cierto hálito existencialista y el tema de la redención, aunque en este caso sea una redención propia canalizada a través de la ayuda a otra persona: sentirse perdonado por otro y perdonarse a sí mismo.

Oscar Isaac se suma a la lista inmensa de ingrávidos y torturados, a la vez que serenos, rostros masculinos en el cine de Schrader, siguiendo los pasos de Harvey Keitel, Richard Gere, Christopher Walken, Nick Nolte, Ethan Hawke y Willem Dafoe. Este último, protagonista de ‘Posibilidad de escape’, del filme de Schrader con el que mejor conecta ‘El contador de cartas’, tiene aquí un cometido secundario pero capital, ya que detrás de la redención, el tema general del filme, hay una trama sinuosa sobre las torturas ejercidas en el pasado reciente por el ejército estadounidense en sitios como Guantánamo. Schrader filma las jugadas de cartas, el sustento en la vida del protagonista, como una meticulosa partida de ajedrez sin suspense alguno. Pura ascesis. La existencia del personaje de Isaac es como su teoría acerca del ‘blackjack’, un juego en el que el pasado influye en las probabilidades del futuro.

Compartir el artículo

stats