Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

75ª edición

Hazanavicius abre Cannes 2022 con 'Corten!', cine zombi entre el homenaje y el plagio

El director francés se inspira en la comedia de terror de culto japonesa ‘One cut of the dead’ para su nueva película

Michel Hazanavicius y la delegación de 'Coupez!' en el Festival de Cannes. Reuters

En casi todas las películas que ha dirigido a lo largo de su carrera, el francés Michel Hazanavicius se ha dedicado a homenajear a otras películas, y siempre con más intención de reproducir que de reinterpretar; su sello de autor es el apropiacionismo. La minisaga ‘OSS 117’, que le proporcionó su primer contacto con el éxito, recreaba el estilo y las narrativas de las primeras películas de James Bond‘The artist’ (2011), que lo lanzó al estrellato, emulaba el ‘look’ y el ritmo de las películas mudas de Hollywood; y ‘Mal genio’ (2017), su ‘biopic’ de Jean-Luc Godard, tomaba prestada la estética de parte de la obra del cineasta suizo pero no se tomaba la molestia de explorar realmente su personalidad. Y esta actitud recurrente frente a las películas que lo inspiran sirve para explicar tanto lo bueno como lo malo de su nueva ficción.

Encargada de inaugurar esta noche la 75ª edición del Festival de Cannes, ‘¡Corten!’ es un ‘remake’ de ‘One cut of the dead’ (2017), comedia de zombis japonesa de bajísimo presupuesto en su día aclamada por los fans del género -su presentación en el festival de Sitges fue una fiesta- y hoy erigida en obra de culto. Resulta imposible describir esa pequeña joya sin caer en ‘spoilers’, y tómese eso como advertencia a los lectores más escrupulosos en ese aspecto: en su primera parte utiliza un único plano secuencia para narrar cómo el rodaje de un cortometraje sobre muertos vivientes se ve atacado por una horda de muertos vivientes, y en la segunda cambia completamente de tercio para revelarse como una cariñosa sátira sobre el esfuerzo colectivo que las películas exigen, especialmente las que se hacen con mucha prisa y muy pocos medios.

Zelenski, invitado sorpresa

Si Volodímir Zelenski hizo una aparición sorpresa en la gala de los Oscar, ¿por qué no iba a poder también dejarse caer de forma virtual por la ceremonia de inauguración del Festival de Cannes? Proyectado en la gigantesca pantalla del Grand Teatre Lumière, el presidente de Ucrania ha pedido que el cine “no se calle” ante “la guerra más terrible desde la Segunda Guerra Mundial” en un discurso que ha incluido referencias a ‘El gran disctador’ (1940). "Necesitamos un nuevo Chaplin que demuestre que el cine no está mudo", ha añadido.

‘¡Corten!’ no solo replica la historia, el dispositivo narrativo y el amor por la ‘cinefagia’ de su modelo; también sus personajes, casi todas sus situaciones y hasta la mayoría de sus chistes; por momentos, exagerando solo un poco, se la podría comparar con el ‘remake’ plano a plano de ‘Psicosis’ (1960) que Gus Van Sant dirigió en 1998, de no ser porque aquella película intentaba una reflexión sobre la autoría y la naturaleza cambiante del cine, y esta aspira a poco más que arrancar unas risas. Es cierto su metraje supera el del original nipón en 15 minutos, pero esa extensión no aporta nada de relieve, y a cambio empantana el ritmo narrativo de la película.

Aire de impostura

Hay una diferencia más. ‘One cut of the dead’ fue rodada en seis días con cuatro yenes, y buena parte de su eficacia como ejercicio metatextual radica precisamente en sus limitaciones; es un autorretrato del cine de guerrilla. ‘¡Corten!’ se rodó en seis semanas con estrellas del cine francés, y resulta inevitable detectar un aire de impostura en ella. Es cierto que la mayoría de los espectadores que vayan a verla lo harán sin haber visto antes su predecesora y que, considerada por sí sola, la eficacia de la película es difícilmente discutible. En todo caso, resulta inevitable preguntarse por qué Hazanavicius quiso hacer una película que funciona como muestrario de un ingenio y un sentido del humor que, en realidad, no le pertenecen. Ninguna de las respuestas que vienen a la cabeza es honrosa.

Compartir el artículo

stats