Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Perfil

Juan Diego, el actor arrebatado

El actor, sevillano de nacimiento, fallece a los 79 años tras haber gustado de interpretar personajes extremos, ideales para su estilo extravertido, a veces tan provocador

Juan Diego.

Sevillano de nacimiento, el actor Juan Diego ha fallecido esta madrugada en una clínica madrileña, a los 79 años, tras padecer en los últimos tiempos diversas dolencias. Es una parte indisociable del cine español de finales de la dictadura, aunque había debutado en las pantallas a mediados de los 60. Gustó de interpretar personajes extremos, ideales para su estilo extravertido, a veces tan provocador.

En 1966 formó parte del reparto de ‘Fantasía… 3’, un curioso filme de Eloy de la Iglesia inspirado en cuentos de los hermanos Grimm y en ‘El mago de Oz’. En ese año protagonizó también varias entregas de ‘Estudio 1’, el espacio de dramáticos de TVE. Repetiría con De la Iglesia con ‘Algo amargo en la boca’ (1969) y aparecería en una coproducción de Ettore Scola, ‘El demonio de los celos’ (1970), al lado de Marcello Mastroianni, Monica Vitti y Giancarlo Giannini. Otro de sus momentos de esta época, también en ‘Estudio 1’, sería la adaptación realizada en 1972 de ‘Muerte de un viajante’, de Arthur Miller.

La televisión –‘Suspiros de España’ y ‘El pícaro’, ambas de 1974– fue alternándose en su carrera con el teatro, en el que había debutado en 1957, y con un cine de raíz más independiente, caso de ‘Yo creo que…’ (1975), filme experimental sobre el propio cine realizado por Antonio Artero.

Juan Diego (derecha), en 'Tirano Banderas'.

Movimientos antifranquistas

El estilo de comedia negra que manejaría José Luis García Sánchez le iría como anillo al dedo, trabajando con él en ‘Colorín colorado’ (1976), ‘La corte de Faraón’ (1985), ‘Pasodoble’ (1988), ‘La noche más larga’ (1991) y ‘Tirano Banderas’ (1993). También participó en ‘Dolores’ (1981), el documental de García Sánchez sobre Dolores Ibárruri, La Pasionaria, algo muy consecuente teniendo en cuenta la actividad desarrollada por Diego en los movimientos sindicales y antifranquistas de los años 60.

También le atrajeron los proyectos un poco a contracorriente sin desdeñar un cine más comercial. Así intervino en ‘El buscón’ (1979) de Luciano Berriatúa, adaptación de la picaresca de Quevedo, o ‘Cuentos eróticos’ (1980), una colección de disquisiciones tragicómicas sobre el sexo; Diego y Ana Belén protagonizaron el episodio de Emma Cohen, ‘Tiempos rotos’.

Uno de sus hitos sería la composición del personaje del señorito Iván, el terrateniente obsesionado con las cacerías de ‘Los santos inocentes’, versión de la novela de Miguel Delibes realizada por Mario Camus en 1984, triunfadora aquel año en el festival de Cannes. Se convirtió entonces en un rostro habitual del cine rural y mesetario con sus apariciones en ‘Jarrapellejos’ (1988) o ‘El 7º día’ (2004).

Otro de los momentos importantes de su carrera llegó al aceptar dar vida a Francisco Franco en ‘Dragon rapide’ (1986), el filme de Jaime Camino ambientado en los días inminentemente anteriores a la sublevación, en julio de 1936. Fue una gran caracterización, sin caer en la parodia gratuita.

Televisión y cine a contracorriente

Continuó siendo requerido por los directores más importantes de aquellos años, como Fernando Fernán Gómez –‘El viaje a ninguna parte’ (1986)–, Gonzalo Herralde –Laura, el cielo llega de noche’ (1987)–, Carlos Saura –para quien hizo otra de sus mejores interpretaciones, la de Fray Juan de la Cruz en ‘La noche oscura’ (1989)–, Imanol Uribe –‘El rey pasmado’ (1991)–, Bigas Luna –‘Jamón, jamón’ (1992)– o Luis García Berlanga, con el que trabajó en el filme póstumo del director, ‘París-Tombuctú’ (1999).

Juan Diego, con José Sacristán en 'El viaje a ninguna parte'.

A partir del 2000, continúo alternado la televisión, con ‘Padre coraje’ (2002) o ‘Los hombres de Paco’ (2005), por ejemplo, con más propuestas cinematográficas a contracorriente, caso de ‘Smoking room’ (2002), ‘Torremolinos 73’ (2003), ‘El triunfo’ (2006) –adaptación de la novela canalla de Francisco Casavella–, y ‘Incierta gloria’ (2017) o su presencia en el filme del mexicano Arturo Ripstein ‘La virgen de la lujuria’ (2002). Uno de sus últimos papeles fue el de Daniel ‘El Guitarras’ en ‘El Cover’ (2021). Ganó tres premios Goya, uno de ellos por ‘Vete de mí’ (2006), por la que también obtuvo la Concha de Plata en San Sebastián.

Compartir el artículo

stats