La velada de inspiración utópica con Lucía Lacarra y Matthew Golding explota al máximo las posibilidades creativas y técnicas del teatro. El cine y la danza escénica, la luz y la música se fusionan con los estilos de cuatro coreógrafos de gran talento para crear una obra de arte total de una nueva dimensión.

Un espectáculo completo en el que danza, música y arte visual se conectan sin pausa. Una representación que hace sentir y evadirse al espectador. Comienza con un corto en el que se ve un teatro vacío y un escenario desnudo, al que acceden dos bailarines. Las piezas están entrelazadas por cortos y se acompañan de proyecciones. Sin tener una historia narrativa, se basa en las relaciones y sobre todo en los diferentes modos de separación forzada que puede existir en una relación, aún con amor.