17 de abril de 2014
17.04.2014
Diario de Mallorca
Joan Ortega, ´Petit´, pescador de coral

"Los políticos nos criminalizan y el que está en peligro de extinción no es el coral, es el coralero"

Joan Ortega, Petit, es un joven nacido en Girona que desde muy temprana edad sintió la picazón cariñosa de la sal del mar. Desde siempre le ha atraído su vida y se ha perfeccionado como buzo profesional en la pesca del coral. Desciende a la profundidad del lecho marino como quien pasea por su casa y allí trabaja varias horas cada día extrayendo uno de sus tesoros, el llamado ´oro rojo´.

17.04.2014 | 19:38
Joan ´Petit´ examina su equipo reciclador de aire para inmersiones antes de comenzar una jornada de exploración.

Joan ´Petit´, que curiosamente no tiene nada de bajito, nos recibe a bordo de su barco, amarrado en el Port d´Alcúdia. Limpia enseres, repara aparatos, inspecciona su equipo. Es domingo pero ni aun así sabe estar parado. Se detiene sólo para atendernos y mostrarnos fotografías de su trabajo. Cuando narra sus vivencias y sus preocupaciones tiene ese brillo especial en los ojos de aquel enamorado de su trabajo, del que vive de lo que quiere vivir y, además, para su sueño.

„¿A que viene ese apodo de ´Petit´?
„Es una gracieta de los compañeros del puerto. Como soy muy alto me llaman ´Petit´. (Risa) Lo que pasa es que tienen "poques feines".

„¿Cuánto tiempo hace que se dedica profesionalmente a la pesca de coral?
„Llevo veintiséis años dedicado a la pesca. Empecé marisqueando y conocí a pescadores de coral que me enseñaron el oficio. Ahora mismo soy el más antiguo en Balears. Por desgracia, mi predecesor, Ángel Rodríguez Castelao, falleció en un desafortunado accidente tras un inversión a gran profundidad, de lo contrario él sería el más veterano.

„¿Es un oficio de mucho riesgo?
„Mire, un albañil que trabaja en un tejado, a 30 metros del suelo, desempeña un oficio peligroso si no lo hace con las medidas de seguridad y cumpliendo los protocolos para evitar el peligro. Mi trabajo es igualmente peligroso pero si lo desempeño correctamente y con responsabilidad no lo es más que el del albañil.

„Pero el albañil baja del andamio y ya está, sin embargo cuando usted sube no es igual...
„Son las particularidades del oficio. La elevada presión del fondo condiciona el cuerpo de la persona que baje. Cuando asciendes debes hacerlo despacio para que tu cuerpo se readapte a la presión y sobre todo para que los gases disueltos en tu sangre no se expandan rápido y tengas un problema.

„¿Por eso después de cada inmersión deben ustedes pasar un tiempo en una cámara de descompresión?
„No sería necesario si en la ascensión hiciéramos muchas paradas durante un tiempo determinado. Pero eso sería muy largo con el frío que hace allá abajo. La cámara de descompresión nos permite ascender más rápido y después acabar la descompresión en su interior.

„Díganos, ¿y no se aburre dentro de un ´bidón´ metálico?
„¡Buf! Pues mire usted, soy un gran lector porque no me ha quedado otra que aficionarme a leer. O eso, o duermo, o cuento ovejas.

„¿A que profundidad trabaja?
„Depende; llego a los 90 metros; entre 80 y 90 metros es lo normal.

„¿Pesca coral todo el año?
„No, hay vedas. Empezamos a pescar el primero de mayo y hasta octubre. Ahora sólo hago buceo de exploración. Marco zonas para bajar a recolectar cuando sea posible.

„¿Es bueno que haya vedas?
„Sí, pero particularmente pienso que aquí está mal hecha; nos están acotando zonas muy reducidas. Eso hace que en lugar de preservar el coral estemos sobreexplotando zonas muy concretas por no podernos salir de los límites. La ley antigua nos permitía ir a cualquier sitio. Eso pasa porque se hacen vedas y reservas sin pedir la opinión del sector. Los políticos en tiempos de crisis en lugar de ayudar nos criminalizan. El que está en peligro de extinción no es el coral, es el coralero.

„Ya pero reconozca que es preciso preservar el medio
„¿Y cree usted que hay alguien más interesado en preservar los caladeros que yo? Yo vivo de eso, no me interesa esquilmar el fondo. Me interesa recolectar y que se vaya reproduciendo para seguir teniendo trabajo.

„¿Cuál es su jornada?
„Salgo a las ocho de la mañana y vuelvo a las cinco o seis de la tarde. Estoy sumergido entre cinco y seis horas. Estar allá abajo es muy bonito. Yo creo que soy más ecologista que nadie.

„¿Ha pasado miedo?
„El fondo del mar es bello, frío y peligroso. He pasado frío y he pasado miedo. Por eso siempre digo que se ha de tener el equipo y el barco en óptimas condiciones. Mi vida depende de ello.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas