50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comunidad Valenciana

Oltra-Mollà: el ocaso de la dupla que puso contra las cuerdas al PP

La exvicepresidenta quedó apartada de la primera línea en junio y cuatro meses después le sigue la que fue su escudera, aunque acaban enfrentadas

Mónica Oltra y Mireia Mollà en una foto para reivindicar la diversidad sexual.

Contra el PP se vivía mejor. Hace ahora justo una década, en los tiempos de decadencia de los populares, a partir de 2012, dos nombres eclosionaban en la izquierda valenciana: Mónica Oltra y Mireia Mollà.

Ambas lideraban desde las filas del primer Compromís la oposición más dura al gobierno valenciano del entonces jefe del Consell Alberto Fabra y se convertían en azote de los populares en la denuncia de los numerosos casos de corrupción que saltaron a la actualidad por aquellos años.

Oltra y Mollà formaban una pareja temida en las filas del PP. Duras en el debate, muy vehementes aprovecharon el viento a favor para elevar las cotas de popularidad de Compromís. Sin ellas dos no se entiende el Compromís moderno, el que germina en 2010 con la unión del nacionalismo histórico del Bloc, la formación ecosocialista que ambas, expulsadas de EUPV, habían impulsado en 2007, Iniciativa del Poble Valencià y la rama ecologista.

Mónica Oltra y Mireia Mollà se abrazan en las Corts antes de la victoria de la izquierda. F. BUSTAMANTE

Tres años después, con el triunfo de la izquierda, Oltra se convertiría en vicepresidenta y Mollà asumía un papel importante en el grupo parlamentario de Compromís, como síndica adjunta con Fran Ferri y portavoz del área de presupuestos, hasta su entrada en el Consell al frente de la Consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica en 2019, en el segundo Botànic, y con el visto bueno de la entonces vicepresidenta Oltra.

La dimisión de Oltra el pasado mes de junio por los problemas judiciales a raiz de la investigación a la Conselleria de Igualdad de su papel en la gestión del caso del exmarido, y la destitución de Mollà esta semana aparta a dos históricas de la izquierda valenciana en el mismo año. Una dupla que si no acaba enfrentada si lo hace muy distanciada. Oltra nunca perdonó a Mollà su tibio apoyo cuando la imputaron y que se posicionara públicamente a favor de su dimisión.

Oltra y Mollà se miran en un debate de política general antes de 2015 . F. BUSTAMANTE

Oltra, la lideresa de Compromís durante más de una década, tenía como principal escudera en sus tiempos de ascenso hasta la cima del poder a la ilicitana Mireia Mollà. Ambas se fotografiaron para la revista nosGustas.com, en la imagen de la portada de esta información, en una campaña de apoyo al colectivo gay, una foto que tuvo mucho impacto.

Mollà es hija de otro histórico de la izquierda valenciana, Pasqual Mollà, que fue diputado en las Corts Valencianes por Esquerra Unida durante más de una década, que militó en el Partido Comunista y que fue promotor de una corriente dentro de esta formación Esquerra i País, que está en el germen de la creación de Iniciativa del País Valencià, el partido de que forman parte Oltra, Mollà o la nueva consellera de Agricultura, Isaura Navarro.

De aquella escisión de Esquerra Unida se formó con el tiempo el actual Compromís, porque la coalición, como se la conoce actualmente, una suma de tres partidos, no es la primera que se llamó con ese nombre.

La primera fue Compromís pel Pais Valencià, una coalición entre Esquerra Unida y el entonces Bloc Nacionalista Valencià y otras formaciones minoritarias que logró siete diputados en las elecciones autonómicas de 2007 en las que el PP alcanzó su tercera mayoría absoluta de las cuatro que logró, tres de ellas con Francisco Camps al frente.

Aquellas elecciones llevaron a las Corts a cinco diputados de Esquerra Unida, liderados por Gloria Marcos, y a dos del Bloc. Pero Mollà y Oltra se alienaron pronto con los dos del Bloc, Enric Morera y Josep Maria Pañella y destituyeron a Marcos para designar a Oltra como síndica. Oltra afirmó entonces que la razón para relevar a Glòria Marcos era que tomaba las decisiones sin contar con el grupo parlamentario, algo que se ha repetido esta semana por parte de la vicepresidenta Aitana Mas para relevar a Mollà.

Aquello rompió el grupo y con el tiempo EUPV expulsaría de la formación a Oltra y Mollà. Pero ya se había creado el germen de un Compromís nuevo que tuvo su eclosión en 2015 cuando logró su mayor hito, 19 diputados encabezados por Mónica Oltra, que serían 17 dos años después, cuando pese al descenso ya se había consolidado un espacio político potente.

Mireia Mollà en una imagen de archivo con Isaura Navarro. F. BUSTAMANTE

Hoy, ni Oltra ni Mollà son ya caras visibles. La exvicepresidenta cayó en junio por la denuncia del presunto ocultamiento del caso de su exmarido por parte de la conselleria que ella dirigía y Mollà acaba de salir de la escena con la destitución por parte de su compañera de partido y hoy vicepresidenta de la Generalitat, Aitana Mas. 

Oltra y Mollà han acabado, además muy distancias. La exvicepresidenta la eligió en 2019 para entrar en el Consell, pero a principios de este año Oltra apadrinó el liderazgo de Aitana Mas junto a Alberto Ibáñez en el congreso de Iniciativa, un hecho que evidencia que ya se había producido un distanciamiento entre ambas. Aitana Mas no solo entra en escena como cara nueva para liderar el partido, sino que es ungida como heredera por parte de Oltra para ser vicepresidenta, algo que observadores de la vida interna de Compromís aseguran que Mollà nunca encajó bien porque había interiorizado que en ausencia de Oltra el liderazgo le correspondía a ella.

Compartir el artículo

stats