Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Viaje del jefe de la oposición

Salvador Illa marca perfil en Bruselas como alternativa al Govern en minoría de Pere Aragonès

El líder del PSC comparte con tres comisarios europeos que Catalunya debe recuperar "influencia" en las instituciones comunitarias

Salvador Illa, con el comisario europeo de Relaciones Internacionales y Prospectiva, Maros Sefcovic.

El líder del PSC, Salvador Illa, ha intensificado su estrategia para intentar erigirse en alternativa al Govern de Pere Aragonès, especialmente desde que Junts rompió la coalición y ERC está al mando de la Generalitat sin apoyos en el Parlament. A la agenda de reuniones con agentes económicos y sociales ante unos presupuestos catalanes que por ahora no han sido presentados, el jefe de la oposición ha concluido dos días de maratón de encuentros en Bruselas. Si el 'president' se reunió la semana pasada con dos comisarios europeos, el jefe de la oposición lo ha hecho este jueves con tres de su misma cuerda socialdemócrata y justo antes de la reunión que tendrá este viernes con Aragonès para analizar la nueva etapa política.

Que Catalunya tiene que recuperar "más presencia" e "influencia" en Europa ha sido una de los 'leitmotivs" que Illa ha compartido con los comisarios. La reunión de más relevancia ha sido con el vicepresidente y titular de Relaciones Internacionales y Prospectiva, Maroš Šefčovič, con quien precisamente ha conversado sobre el rol de Catalunya en las instituciones comunitarias. Según fuentes socialistas, existe "cierta añoranza" del papel que como región jugó en las épocas en que Jordi Pujol, Pasqual Maragall y José Montilla fueron presidentes de la Generalitat, reflexión que ha sido también hilo conductor del encuentro con el presidente del Grupo Socialista en el Comité de las Regiones, Cristophe Rouillon.

Aragonès logró romper la semana pasada con siete años de ausencia de la Generalitat ante la Unión Europea, cosa que no lograron ni Carles Puigdemont ni Quim Torra, un paréntesis que el PSC atribuye a la "inestabilidad" provocada por el 'procés' independentista y a cómo este ha ido en detrimento de la "influencia" en Bruselas. Esto, sostienen los socialistas, "está cambiando en la buena dirección" aunque hay "recorrido de mejora", un hecho que el PSC atribuye a cómo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, está gestionando el conflicto con Catalunya para que se avance hacia la "normalización política".

Tras los indultos, la Moncloa está negociando en estos momentos con ERC una compleja reforma del delito de sedición para equiparar el código penal a los estándares europeos que está levantando ampollas en los partidos de derechas y que el PSC defiende, en la misma línea que el Gobierno, que se lleve al Congreso cuando tenga suficiente apoyo, sin fijar un 'deadline' y sin supeditarla a otras negociaciones en marcha como la de los presupuestos. Si el objetivo de Aragonès fue trasladar que el independentismo que gobierna ahora la Generalitat es diferente al de Carles Puigdemont y habla un lenguaje más comprensible para Bruselas sin renunciar a denunciar capítulos como el escándalo de espionaje con Pegasus, el líder del PSC ha buscado proyectar que él busca "pasar página" ante un Govern que ha "colapsado" y centrar Catalunya en la batalla económica y social con la aprobación de los presupuestos en todas las instituciones.

Y es que una de las principales carpetas que Illa llevaba bajo el brazo son las medidas que ha aprobado Sánchez para hacer frente a la crisis energética y a la inflación, las oportunidades que entiende que se abren con los fondos europeos y cómo su partido tiende la mano a la Generalitat para que no quede abocada a una prórroga presupuestaria. Ésta ha sido principalmente la orden del día de la reunión con el comisario de Economía, Paolo Gentiloni, y la comisaria de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira. Según los socialistas catalanes, ambos han celebrado las políticas aplicadas desde la Moncloa tanto durante la pandemia como ahora para hacer frente a las consecuencias de la guerra en Ucrania.

En el balance de su viaje antes de regresar de nuevo a Barcelona, el jefe de la oposición ha avanzado que, después de que los presupuestos generales del Estado hayan superado el primer trámite en el Congreso de la mano de ERC, este viernes volverá a ofrecer al 'president' que está dispuesto a ayudar con los de la Generalitat "siempre y cuando se deje" y que rechazar su apoyo sería "incomprensible" ante la difícil situación económica que hay que afrontar.

Compartir el artículo

stats