Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Claves

Las 4 condiciones de Xavier Trias para ser candidato de Junts a la alcaldía de Barcelona

El exalcalde pide a su partido libertad para afrontar una contienda electoral que ya no esperaba volver a librar

Xavier Trias, durante el pregón de las fiestas de Santa Eulàlia, el miércoles. Jordi Cotrina

El exalcalde barcelonés Xavier Trias se perfila como el candidato más probable de Junts per Catalunya para las elecciones municipales de 2023. Él mismo ha reconocido en varias ocasiones que no esperaba tener que batallar otra vez por la vara de la capital catalana, a los 76 años y tras un mandato en la alcaldía y tres en la oposición municipal. Sin embargo, la renuncia inesperada de Elsa Artadi en mayo y los sondeos preliminares de Junts han llevado el nombre de Trias de nuevo a encabezar las quinielas de alcaldables.

Y Xavier Trias ha respondido al llamamiento a filas de su partido, pero con condiciones. Tal como confirman a EL PERIÓDICO, diario integrante del grupo Prensa Ibérica al igual que este medio, varias fuentes y ha dado a entender el propio Trias en varias entrevistas recientes, el precio que debe pagar Junts es concederle al candidato mucha más libertad de movimiento de lo habitual en política municipal. Antes, durante y después de las elecciones de mayo.

 Estas son las 4 principales peticiones de Trias a Junts para volver al número uno de la papeleta.

Libertad para decidir la lista

El exalcalde quiere tener manos libres para elegir quién le acompaña en la aventura. Como ya subrayó en público tras la dimisión de Artadi, tiene plena confianza en los actuales ediles Jordi Martí Galbis y Neus Munté. Ha sonado también el nombre del conseller de Salut, Josep Maria Argimon, pero ahora pierde fuerza al tener mejores perspectivas financieras el departamento que dirige en la Generalitat.

Ni ruido ni rupturas

Trias ha dejado claro a su partido, en público y en privado, que quiere “orden”. Es decir, que no tenga que responder sobre política catalana y enfrentamientos internos en Junts mientras lucha por la alcaldía este 2023. Este otoño, que es cuando debe dar el paso al frente de forma oficial, el orden se traduce en la continuidad del bipartito ERC-Junts en el Govern. Si los dos socios rompen y hay tempestad, Trias no se presentaría.

Pactos y coaliciones a convenir, también con el PSC

La libertad de maniobra que pide Xavier Trias no acaba el día de las elecciones, sino que se alarga como mínimo hasta el día de la investidura. Y es que el exalcalde ya anticipa que la aritmética del próximo mandato será complicada, sin mayorías absolutas al alcance de un solo partido. Puede que haga falta, otra vez, la intervención de 3 partidos para decidir quién gobierna Barcelona. Así las cosas, Trias quiere tener todas las opciones sobre la mesa, incluso investir un alcalde socialista y formar coalición como en la Diputació de Barcelona. No obstante, parte de su partido rechaza la vía sociovergente. Una alianza permanente con Ada Colau está descartada, mientras que con ERC podría no reunir suficientes votos.

Si no es alcalde, a casa

La última línea roja de Trias es la permanencia en el consistorio. Tras la derrota electoral de 2011 aguantó 4 años de ingrato mandato en la oposición. Si este 2023 no recupera la vara no quiere vivir el mismo mal trago. “Si no gano, me iré a casa”, dijo él mismo en el programa Bàsics de betevé.

Compartir el artículo

stats