Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El agosto de Villarejo

"La verdad sobre el acoso a Corinna saldrá, incluyendo a quién pagó"

Fuentes próximas a la examante de Juan Carlos I y los audios íntegros de las conversaciones de Villarejo con ella prueban que el entonces comisario engañó a la directora actual del CNI al afirmar que había grabado al general Félix Sanz Roldán

Corinna Larsen. EFE

El comisario adscrito a la Dirección Adjunta Operativa (DAO) de la Policía NacionalJosé Manuel Villarejo, intentó engañar a la entonces número dos y actual directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Esperanza Casteleiro, y al número tres, responsable de terrorismo internacional, Rafael S. P., con la falsa información de que Corinna zu Sayn-Witgenstein, examante de Juan Carlos I, grabó una conversación que habría mantenido con el director del CNI, general Félix Sanz Roldán. Villarejo alardeó sobre ello en una comida celebrada el 6 de octubre de 2015, en la que también participó el entonces director del Centro de Inteligencia Contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), José Luis Olivera.

Villarejo contactó con Juan Villalonga, un amigo personal de Corinna residente en Mónaco -expresidente de Telefónica de España en la época del presidente del Gobierno José María Aznar- y consiguió una primera de tres reuniones con la examante de Juan Carlos I: dos en Londres y una en Mónaco.

En la primera, celebrada en la casa de Corinna, en Eaton Square, en la plaza ajardinada del barrio de Belgravia, uno de los más caros para comprar vivienda en el Reino Unido, la examante de Juan Carlos I narró, el 13 de abril de 2015, ante el comisario -entonces en activo- y su amigo Villalonga los presuntos actos de acoso del CNI y del general Sanz Roldán en Mónaco y Londres. Apuntó que agentes de la empresa de seguridad ALGIZ Mónaco habían ingresado en su dúplex -en la planta 17, con terraza frente al mar, y que las cámaras de video del edificio tienen grabado esa entrada en la que habrían participado agentes españoles del CNI-, en una operación realizada semanas después de la visita que le realizó el general Sanz Roldán el 5 de mayo de 2012 en su habitación del The Connaught Hotel, en el barrio londinense de Mayfair, donde vivía mientras rehabilitaban su casa.

Villarejo explica que él va a tener un próximo encuentro con Sanz Roldán y pide a Corinna algún detalle que pueda comentarle para que le entre pavor al general.

-“Cuando el general entró en el Connaught las cámaras del hotel lo grabaron. Mis abogados tienen el vídeo. Y después vino la entrada de los agentes de seguridad en Mónaco, que también fue grabada en el edificio”, explicó Corinna.

-“Qué pena que no le grabaras”, se anticipa Villarejo (minuto 52.32 del audio). Vamos a decir que le grabaste”.

-“Mira yo no soy- replica sin poder acabar la frase Corinna (minuto 52.37). Es que yo no soy”.

-“Pero a todos los efectos, Corinna, tú le has grabado. Eso mételo en la cabeza. Eso existe. Porque eso lo sabemos solamente tú, tú (se dirige a Juan Villalonga y yo). Y yo no he visto nada. Y eso lo tienes”.

Esa reunión Villarejo-Sanz Roldán no se produjo. Pero el 6 de octubre de 2015, esto es, seis meses después de ser recibido por Corinna, el comisario participó en una comida organizada por su amigo, José Luis Olivera, director del CITCO (Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado) y ex director de la UDEF (Unidad de Delincuencia Económica y Financiera), con la secretaria general del CNI o número dos, Esperanza Casteleiro, y el número tres, el coronel Rafael S.P., jefe de la división de terrorismo internacional.

Dudas sobre la información

Olivera, el muñidor del encuentro y deseoso de que Villarejo, Sanz Roldán y el CNI- peligrosamente enfrentados- fumasen la pipa de la paz, introduce el tema de Corinna, poniendo en valor la calidad de la información de su amigo, quien de no aportara la DAO todas las pistas que suele obtener esta estaría “seca”.

-“Si Villarejo dice que ha escuchado una conversación [entre ella y Sanz Roldán], es claro”, advierte Olivera (a partir del minuto 8.06).

Y el comisario introduce su morcilla de este modo: “Dice Rafael [el coronel del CNI] que no existe [la grabación], porque tiene un equipo [que así lo afirma]. De puta madre”. Olivera añade: “La habrá montado”. Pero Villarejo no cede. He aquí las piruetas que hace para mantener su mensaje.

“Habrá hecho un montaje. Yo he oído unos minutos, o ha hecho un montaje, ella trabaja mucho con los ingleses y tiene unas relaciones de puta madre y está hablando con Hillary Clinton. Hombre yo la voz de Félix [Sanz Roldán] no la conozco, la he oído alguna vez en la tele. Pero no he hablado nunca con él. A mí me dicen esta es la conversación, he oído”.

Fuentes próximas a Corinna zu Sayn-Wittgenstein consultadas por EL PERIÓDICO DE CATALUNYA, medio del grupo Prensa Ibérica al que también pertenece este diario, han señalado que “dicha grabación no existe y esta invención es otro ejemplo de la red de mentiras sobre ella para encubrir fechorías”.

Los abogados de Corinna escribieron una carta el 5 de marzo de 2019 al jefe de la Casa de Su Majestad el Rey Felipe VI, en la que señalaban, en el apartado número 8 de la extensa misiva, el “acoso y las intimidaciones” de Juan Carlos I, CNI y Sanz Roldán.

Amenazas

“El general Sanz Roldán ha amenazado a nuestra clienta y a su familia, tanto en persona como a través de una operación encubierta en 2012, ordenada por el [ahora] rey emérito, en la que el domicilio y despacho de nuestra clienta en Mónaco fueron ocupados por guardias armados de la compañía de seguridad monegasca ALGIZ. Nuestra clienta tiene registros que demuestran que esta ocupación fue coordinada por el general Sanz Roldán, con confirmación escrita por parte de este que actuaba siguiendo instrucciones del rey con la excusa de 'proteger' a Corinna. El verdadero propósito de la operación era hacerse con todos los documentos en posesión de nuestra clienta que tuvieran el efecto de implicar al entonces rey de España y a otros miembros de la familia real en irregularidades financieras…”

En la mencionada comida del 6 de octubre de 2015, el coronel Rafael S.P. admite tácitamente cuando Villarejo menciona el envío de “los mercenarios aquellos”, al decir: “Lo de Mónaco que dices, eso fue hace mucho tiempo (minuto 9:37). Y Villarejo precisa: “Fue justo a los pocos meses de la cacería (de elefantes, abril de 2012, en Botsuana)”.

Las fuentes próximas a Corinna, cuyos abogados tienen preparado un arsenal de pruebas para el juicio en el Tribunal Superior de Justicia de Inglaterra y Gales por acoso contra Juan Carlos I, conocen quien financió la operación de la agencia ALGIZ.

La verdad va a salir, incluyendo quien pagó para acosar a Corinna", señalaron ayer a EL PERIÓDICO DE CATALUNYA. Mira por dónde, ALGIZ es una palabra que viene del alfabeto rúnico vikingo, uno de sus caracteres cuyo significado es “protección” o “en buenas manos”.

Compartir el artículo

stats