Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lineas rojas ante el PSOE

Las exigencias de Podemos para los Presupuestos: cheque bebé universal, gravar a las rentas altas...

Los morados pondrán sobre la mesa demandas que el PSOE ya rechazó el pasado año pero que tienen en las cuentas públicas de 2023 su última oportunidad de hacerse reales

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, saluda a vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, durante un acto en la Moncloa el pasado 27 de mayo de 2022. EFE

La negociación de los últimos Presupuestos Generales del Estado (PGE) de la legislatura -si se llegan a aprobar- ha arrancado. PSOE y Unidas Podemos se han sentado ya a la mesa, en una primera reunión, para empezar a tantear el terreno del que viene siendo uno de los acuerdos que más tensiones generan en el seno del Ejecutivo de coalición. Los morados ya tienen sobre la mesa sus exigencias y conscientes de que esta puede ser la última oportunidad para sacarlas adelante las conversaciones prometen ser complejas. Los de Yolanda Díaz reclamaran un cheque bebé universal, más inversión en Dependencia o cumplir el acuerdo de coalición en materia fiscal.

Fuentes de Hacienda indican que aún es pronto para saber qué exigencias de Unidas Podemos sí serán recogidas en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2023. "Es imposible que tengamos concreción ahora, cuando faltan aún dos meses para que esté listo el proyecto de ley", subrayan en el equipo de Montero. Las negociaciones serán discretas y puede que al final se cierre entre los primeros espadas y al límite del tiempo fijado por el presidente, como ocurrió el año pasado. 

A falta de ver hace qué lado se inclina la balanza, los morados aseguran que los Presupuestos serán la "prueba del algodón" para comprobar si Pedro Sánchez está dispuesto a apoyarse en el bloque progresista el resto de la legislatura y ratificar su giro a la izquierda. Estás son las demandas de Unidas Podemos para los próximos Presupuestos:

Cheque bebé de 100 euros

Una de las principales batallas que dio Unidas Podemos en la negociación de los Presupuestos Generales del Estado para 2022 fue la introducción de un cheque bebé universal. La propuesta fue rechazada por el ala socialista del Gobierno, pero los morados no se resisten. Belarra lleva varias semanas defendiendo la necesidad de incluir una partida de 400 millones de euros en las Cuentas Públicas para dar un cheque bebé de 100 euros mensuales a todas las mujeres. Actualmente, lo reciben las mujeres trabajadores, bien mediante una deducción fiscal o un cheque.

Permisos de maternidad de 6 meses

El acuerdo de coalición firmado por PSOE y Unidas Podemos recoge el compromiso de elevar los permisos de maternidad y paternidad hasta los 4 meses. El Ejecutivo dio cumplimiento a esta promesa y desde el 1 de enero de 2021 ambos progenitores disfrutan de 16 semanas de descanso. Sin embargo, Belarra quiere ampliar este plazo hasta los 6 meses e incluirlo en la ley sobre diversidad familiar y apoyo a las familias en la que trabaja el Ministerio de Derechos Sociales. El PSOE también le negó la financiación para esta medida en las pasadas negociaciones.

Financiación para dependencia

Una de las peticiones más cuantiosas que los morados pondrán sobre la mesa es de 800 millones de euros para Dependencia. El exvicepresidente Pablo Iglesias logró incrementar las partidas de gasto en el primer año y medio de la coalición. Sin embargo, Belarra considera que son necesarios otros 800 millones de euros. 600 irían destinados a Dependencia y otros 200 millones para ampliar el Plan Corresponsables.

El IVA de las compresas

Si existe una reclamación compartida por el todo el bloque progresista es la reducción del IVA de los productos de higiene femenina al 4%. Una medida que, incluso, forma parte del acuerdo de coalición. Los morados llevan dos años intentando que se cumpla este punto de pacto, pero los socialistas, por el momento, se han negado. En la negociación de los pasados Presupuestos, el PSOE tumbó las enmiendas de ERC y de EH Bildu encaminadas a bajar el gravamen hasta el tipo superreducido. 

Elevar la fiscalidad a las rentas altas

Unidas Podemos quiere hacer cumplir a rajatabla el acuerdo de coalición. Sobre todo, en materia fiscal. El Ejecutivo ha subido el IRPF en los últimos años dos puntos a las rentas del trabajo superiores a 300.000 euros. Sin embargo, los morados pretenden endurecerlo aún más y elevar otros dos puntos a aquellos que superen esta misma cantidad y dos puntos a los que ganen más de 130.000 euros. El pacto también recoge elevar cuatro puntos el IRPF a las rentas del capital que superen los 140.000 euros. En los Presupuestos para 2021 se incrementó tres puntos, pero para aquellos que superan los 200.000 euros.

Endurecer el impuesto de Sociedades

Otra de los focos en los que se centrarán las energías negociadoras de Unidas Podemos es en el endurecimiento del Impuesto de Sociedades. La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, aseveró hace unas semanas que "no habla bien" de España ni de la "deficiente justicia fiscal que existe" la actual configuración de este gravamen. Los morados sostienen que la recaudación se ha reducido en un 40% respecto al año 2007, el ejercicio previo a que estallara la crisis económica de 2008, algo que se traduce en que 20.000 millones de euros anuales que dejan de ingresar las arcas del Estado.

El gasto militar

Una de las batallas más tensas la provocará el incremento del gasto militar en los Presupuestos, como prometió Sánchez durante la celebración de la cumbre de la OTAN en Madrid. Los morados se han mostrado en contra en varias ocasiones, aunque ahora están moderando su postura. Belarra ha asegurado en varias ocasiones que este aumento del presupuesto en Defensa no deberá conllevar, en ningún caso, un descenso del gasto social.

Compartir el artículo

stats