La titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Mahón, en funciones de guardia, ha decretado la libertad provisional bajo fianza de 10.000 euros para el joven detenido por un falso aviso de bomba en un avión de Londres a Menorca.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB), la jueza le ha retirado el pasaporte, le ha prohibido salir del territorio español y le ha impuesto personaciones periódicas. En concreto, la Guardia Civil detuvo este domingo a un joven, de 18 años y nacionalidad británica, por alertar a través de las redes sociales de una falsa amenaza de bomba en el avión.

La Torre de Control avisó de la amenaza a la Guardia Civil cuando el vuelo se estaba aproximando al aeropuerto de la isla. De este modo, el avión tomó tierra con la autorización oportuna, aunque la nave estacionó en una zona de la plataforma alejada de la terminal y de los demás aviones.

Por parte de la Guardia Civil se puso en marcha un operativo compuesto por especialistas en desactivación de explosivos, guías de perros, efectivos de Fiscal y Fronteras y Seguridad Ciudadana, que establecieron un perímetro alrededor del avión.

Los pasajeros fueron descendiendo y se aplicó el protocolo establecido, hasta que se pudo comprobar que la amenaza no era real y se identificó al autor de la alerta en la red social, que fue trasladado a las dependencias oficiales junto a cinco acompañantes, en calidad de testigos.