Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elecciones andaluzas 2022

Juanma Moreno reniega en la calle de un pacto con Vox: "No tengo ningún interés"

El candidato del PP a la reválida de la presidencia andaluza se alineó con quienes se le acercaron a decirle que lo votarán a él "pero no para que gobierne con Olona", durante un paseo por el centro de Málaga enmarcado en su agenda electoral

El candidato del PP a revalidar la presidencia andaluza, Juanma Moreno, en el centro de Málaga. ÁLEX ZEA

Si las casualidades no existen en una campaña electoral como la de las elecciones andaluzas del 19 de junio, a Juanma Moreno le vino muy bien para desahogarse la jornada de resaca del debate televisivo del lunes. El candidato del PP a la reválida de la presidencia andaluza no tuvo que morderse la lengua, ni andarse con rodeos, cuando una mujer se le acercó pasadas las dos de la tarde en las inmediaciones de la Catedral de Málaga. Allí, en plena calle, Moreno renegó de un hipotético pacto de gobierno con Vox: "Yo no tengo ningún interés", afirmó el presidente andaluz en funciones.

Así lo manifestó después de que la espontánea que lo abordó le prometiera su voto, con la condición de que no selle tras la cita con las urnas la alianza que ya le está pidiendo el partido de Santiago Abascal: "Yo te voto pero no para que gobiernes con Vox; con la Olona no, que anoche en el debate no explicó otra vez nada sobre lo que va a hacer por Andalucía", le vino a decir ella.

Juanma Moreno había convocado allí a los reporteros gráficos para una sesión en la que iba a expresar su apoyo a la renovación de las cubiertas de la catedral popularmente conocida como ‘La Manquita’. Los escasos minutos que estuvo en ese enclave céntrico, las muestras de apoyo de la gente que pasaba se sucedieron. Se produjeron estampas de todo tipo. Inicialmente, un conocido suyo se acercó a saludarlo y, tras fundirse en un abrazo, ambos lo despacharon con dos palabras: "¿Trabajando? Trabajando".  

También andaban trabajando, en oficios muy diferentes al de Moreno, otros que interrumpieron brevemente sus rutinas para mostrarle sintonía. Fueron los casos de un camarero de un establecimiento cercano y, especialmente, de un repartidor de mensajería. Este no tuvo problemas en parar con un frenazo su peculiar vehículo y, cuando llegó a su altura, hizo feliz al candidato a la reelección: "Ya te he votado por correo, Juanma Moreno será otra vez presidente de Andalucía", añadió en cuanto vio por allí a los informadores.

Otros viandantes le desearon suerte para el 19J y él les respondía a todos con la misma coletilla: "Muchas gracias, muy amable". Hubo, incluso, quienes no lo interrumpieron y dejaron los elogios para la intimidad. Ocurrió cuando una hija alertó a su madre de la presencia del presidente andaluz: "Es verdad, qué gracioso es".  

En este punto del centro de Málaga, no fueron pocos los ingredientes que coincidieron con la convocatoria de Moreno. Justo antes de su llegada, mientras lo esperaban compañeros suyos del PP de Málaga, se estaba probando un coche de rally que funciona con energías alternativas. 

Y, en cuanto llegó el candidato del PP, se comprobó todo lo que tiene que afinar a estas alturas de la campaña para que se sostenga su dicotomía de presidente de la Junta de Andalucía y candidato en el inminente 19J. Como cargo institucional, había asistido instantes antes a la inauguración en el Palacio de Ferias de Málaga de un congreso tecnológico en el que se hizo las fotos imprescindibles junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Se daba el caso de que ninguno de los dos eran la estrella del evento, dado que el expresidente americano Barack Obama era uno de los ponentes.

Desde allí saltó hasta la campaña electoral y, nuevamente, regresó al rol de presidente cuando a primera hora de la tarde se celebró de forma telemática el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, solo cinco días antes del sufragio regional.   

Una jornada más, el PP andaluz dejó en boca de otros de sus dirigentes la repetición de los mensajes que están adobando sus proclamas. El  coordinador de la campaña y número 3 del aparato de calle Génova, Elías Bendodo, siguió abonado a sus ataques al candidato del PSOE y enfatizó que "Juan Espadas ha logrado que los socialistas echen de menos a Susana Díaz y esta cerca de pedirles que se abstengan a sus votantes". "El proyecto de Juanma Moreno es de sentido común y por eso le pide el voto a todo el mundo", añadió. 

Por su parte, la secretaria general del PP andaluz y cabeza de lista por Huelva, Loles López, insistió en la receta contra la relajación cocinada por Moreno. Loles López recordó que "hay muchos días para disfrutar de la playa o del campo, pero solo hay un día para decidir el futuro de Andalucía, y es el domingo 19 de junio". La lugarteniente de Moreno en el PP regional instó a elegir entre "seguir avanzando o retroceder". "Votar a Juanma Moreno es votar moderación, gestión y un equipo de consejeros fiable y conocido", apuntó Loles López.

La presencia de los consejeros populares del Ejecutivo autonómico en la cabeza de las listas electorales provinciales explica, igualmente, la duplicidad de roles y los equilibrios a los que se está entregando, por ejemplo, el titular de la Consejería de Salud y número 1 del PP por Córdoba para el 19J, Jesús Aguirre

Sin ir más lejos, Aguirre comenzó el martes en Marbella con un desayuno que reunió a varias decenas de afiliados y simpatizantes del PP. Y, en cuanto terminó este acto electoral, procedió a visitar en calidad de consejero del ramo las obras de ampliación que la Junta de Andalucía está ejecutando en el Hospital Costa del Sol de la ciudad costasoleña.

Una vez más, en la agenda del Gobierno andaluz estaba muy presente la sanidad pública, que casualmente es uno de los grandes caballos de batalla de la campaña electoral y, desde la pandemia, uno de los principales puntos de ataque a los que se encomiendan los partidos de la oposición para desacreditar la gestión de Juanma Moreno.  

La misma mañana en la que Jesús Aguirre presumía de la apuesta por el Hospital Costa del Sol marbellí tras años de «abandono» de los gobiernos socialistas, el candidato del PSOE, Juan Espadas, volvía a la carga con la cuestión sanitaria.

Espadas aseveró que "más de nueve días para tener una cita con el médico de cabecera y listas de espera de meses definen el modelo de gestión de la sanidad pública de Moreno Bonilla". "Es el mismo modelo que aplica Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid, y es opuesto al nuestro porque vamos a blindar el sistema sanitario público con más inversión y recursos", dijo Juan Espadas al referirse a una de las apreciaciones en materia sanitaria que destila a menudo su discurso.

Compartir el artículo

stats