Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ponencia política del partido de Borràs y Turull

Junts propone ahora una segunda vuelta del 'procés' castigando la economía española

Propone, sin plazos, preparar la desobediencia, atacar la reputación y la economía estatales y reactivar la DUI | Abre la puerta a salir del Govern y anuncia que sus 'consellers' presentarán "planes" para llegar a la independencia desde el ejecutivo

La nueva Ejecutiva de Junts plantea un distanciamiento con ERC

La nueva Ejecutiva de Junts plantea un distanciamiento con ERC Agencia ATLAS | Foto: Reuters

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

La nueva Ejecutiva de Junts plantea un distanciamiento con ERC Fidel Masreal

Como en el fútbol o en ciertas elecciones, Junts per Catalunya propone disputar una "segunda vuelta" del referéndum del 1-O, coincidiendo con el quinto aniversario de ese referéndum ilegal el próximo 1 de octubre del 2022, para llevar a cabo "un punto de inflexión" y "culminar" el proceso de independencia. Se trataría, según la ponencia del partido, de llevar a cabo un proceso de ruptura mediante la desobediencia civil y la no cooperación no violentas, el ataque a los intereses económicos del Estado y su reputación, con una estrategia de "desbordamiento" en la que reclaman al Govern presidido por ERC y del que forman parte, que se dedique a llevar a cabo acciones que reduzcan el peso del Estado en Cataluña. Ello lleva también a abrir la puerta a salir del Govern si este no camina hacia esta dirección.

El texto, de marcado tono combativo y fruto del documento "Preparem-nos" escrito por el 'expresident' Carles Puigdemont, carga contra la estrategia de ERC de la mesa de diálogo, que considera que ha sido no solo inútil sinó contraproducente para el independentismo: "desmovilizando al propio movimiento y señalando internacionalmente que el conflicto catalán está en vías de resolución".

Encarar la represión, sin plazos

¿Qué propone exactamente Junts? Un período de "preparación" de la independencia al que no pone, esta vez, plazos. "No será corto y fácil", se afirma. Se dedicará entre otras cosas a prepararse para los costes "que habrá que asumir en términos represivos". Los factores que según Junts pueden acelerar este plan son el referéndum escocés, las sentencias europeas sobre Puigdemont, o la situación económica española.

En cuanto a volver a "activar" la declaración de independencia, Junts solo afirma que se hará "en el momento adecuado", tras una movilización permanente y un acuerdo político. La decisión final, proponen, la decidiría una "asamblea de representantes".

Lesionar la economía española

Este plan se concretará con un mandato a todos los cargos del partido, incluido por tanto el Govern, a los que advierte que su "obligación" es llevar a cabo políticas que reduzcan el peso del Estado en Catalunya y aumenten el apoyo al independentismo. Todo ello para afectar negativamente a los intereses económicos del Estado, según se afirma en el texto, dado que según Junts "la palanca económica" es fundamental, junto al desgaste reputacional de España. Para ello proponen la soberanía energética catalana y la "desconexión económica".

Es un texto tan contundente que incluso llega a afirmar que "tener como objetivo evitar la represión del Estado al precio que sea es una solución contraproducente" porque "iría creando un marco mental contrario a los intereses de Catalunya".

Salir del Govern, una opción

Siempre según este mandato, el partido evaluará el pacto con ERC en el Govern. A la Generalitat le pone deberes y le pide ambición independentista porque de lo contrario "una gestión poco ambiciosa, poco audaz de la Generalitat puede acabar convirtiéndose en un arma de doble filo que en lugar de permitir vislumbrar la potencia del destino final, se convierta en un freno". Por ello evaluarán las politicas públics de la Generalitat para ver si sirven para lograr un avance hacia la independencia. Por ello "los consellers [de Junts] en el Govern presentarán un plan para caminar hacia la independencia desde el Govern". En el próximo debate de política general se presentará un texto con medidas concretas de cada conselleria de Junts que faciliten lo que denominan la "desconexión económica y política" respecto al Estado.

Una vez se haga balance del pacto con ERC en la Generalitat, no se descarta tomar ninguna medida y "Junts planteará a sus bases la posibilidad de continuar o no en el Govern o tomar otro tipo de iniciativas adecuadas a la situación". También, en clave de relaciones con ERC, se afea a los republicanos que no exista unidad estratégica en el Congreso de los Diputados. Y en Madrid se insiste en no apoyar al Gobierno ni darle estabilidad.

Pero...¿con el PSC en la Diputación?

En cuanto a la política de pactos, el documento no rechaza abiertamente el que se mantiene con el PSC en el gobierno de la Diputación de Barcelona. Se limita a afirmar que se evaluarán todos los pactos y los que no se ajusten al plan de "desbordamiento democrático" para lograr la independencia serán replanteados o se renunciará a ellos.

Compartir el artículo

stats