Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Presunto acoso

Junts mantiene su voluntad de restituir a Eduard Pujol tras los testimonios contra él de varias mujeres

El partido se plantea suspender de militancia a la concejal denunciada por el exdiputado

Eduard Pujol, exdiputado de JxCat.

Junts per Catalunya no cambia el guion. Tras las revelaciones de EL PERIÓDICO, diario perteneciente al mismo grupo editorial que este medio, que ha publicado el testimonio de seis mujeres sobre el acoso supuestamente cometido por el exportavoz parlamentario de Junts Eduard Pujol, el partido mantiene su rumbo sobre cómo proceder con su exdiputado: la causa judicial ha seguido su camino y dos magistrados han enviado a juicio a dos mujeres contra las que se querelló Pujol por injurias. Uno de los dos instructores judiciales, además, observa indicios de que una de esas mujeres realizó "acciones de presión, amedrentamiento y difamación".

El caso de Pujol genera una notable incomodidad interna en la formación. Y algún dirigente consultado admite su zozobra al conocer el contenido de la versión de las dos mujeres denunciadas por el exdiputado en la información periodística, y del resto de testimonios publicados, como el de las periodistas Núria Casas y Ana Polo. Sin embargo, la prudencia guía la actuación oficial del partido. De entrada, recuerdan que en su día se decidió de forma fulminante –quizás demasiado categórica y contundente, asumen en privado algunos dirigentes– apartar a Pujol ante informaciones de contenido "suficientemente grave y urgente" sobre sus conductas.

Pero posteriormente, al avanzar las querellas que Pujol presentó contra las dos mujeres por injurias en los tribunales y, a su vez, ellas optar por no formalizar ninguna denuncia judicial contra él, el partido anunció también con solemnidad que restituiría a Pujol como militante y en un puesto de responsabilidad. Al respecto se está negociando desde hace meses y no se ha llegado a una conclusión.

Por su parte, Pujol ha mostrado su indignación por la actuación de Junts y, según fuentes de su entorno, ha atribuido la expulsión fulminante a la animadversión contra él de algunas dirigentes. Es por ello que reclama una restitución total, en un cargo de responsabilidad equivalente al que ostentó como portavoz en el Parlament.

¿Suspensión temporal?

En paralelo, la comisión de garantías –órgano interno del partido– tiene el mandato de estudiar las medidas a tomar respecto a la concejal –cuyo testimonio también recoge la información de EL PERIÓDICO– del mismo partido de Pujol.

La dirección sostiene que todavía no conoce el contenido del informe de la comisión, pero se apunta a la posibilidad de que la propuesta que eleve a la dirección sea la de la suspensión temporal de militancia de la concejal implicada. Una medida prudente a la espera de que la justicia juzgue este caso.

El hecho de que la ejecutiva del partido acabe votando en favor de una medida punitiva contra la concejal genera en algún dirigente cierta inquietud. Se apela en todo momento a la presunción de inocencia para abordar este espinoso asunto.

"La ausencia de denuncia no atenúa la gravedad"

El asunto se inició con un informe que ya recabó el testimonio de varias mujeres. El caso generó que Junts elaborase hace un año, en junio de 2021, un protocolo para "prevenir, abordar y solucionar" conflictos en materia de violencia machista, homofobia, bifobia y transfobia. Protocolo que indica, entre otras cuestiones que "la ausencia de denuncia no atenúa la gravedad del hecho y no niega la existencia de un posible delito".

Compartir el artículo

stats