Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Relevo

Feijóo marca la ruta a Rueda en su sucesión en Galicia para buscar la quinta mayoría absoluta

El presidente nacional del Partido Popular sitúa el relevo en la Xunta antes que en el PPdeG

Alberto Núñez Feijóo y Alfonso Rueda. EFE

La candidatura de Alfonso Rueda para asumir la presidencia de la Xunta y del PPdeG avanza ya a velocidad de crucero una vez que los tres barones provinciales del partido –Rueda es el cuarto, como líder en Pontevedra– formalizaron públicamente su apoyo al actual vicepresidente primero del Gobierno gallego. El de Ourense, Manuel Baltar ya lo había hecho –fue el primero–, y ayer lo secundaron los presidentes del PP de Lugo, Elena Candia, y, en último lugar, el de A Coruña, Diego Calvo, que en un primer momento se había resistido a avalar a su compañero de partido de Pontevedra. Con estos soportes, el camino que Rueda –el candidato desde siempre con más opciones de imponerse en la carrera sucesoria, tal como adelantó Faro de Vigo en marzo– tiene ahora por delante va sobre raíles. Pero por si acaso, el aún presidente de la Xunta, aunque en retirada, Alberto Núñez Feijóo, le marcó la hoja de ruta que debe seguir para aspirar a una quinta mayoría absoluta cuando se celebren las elecciones autonómicas en 2024: unidad, ilusión y estabilidad institucional y política.

Estos “ingredientes”, como así los definió Feijóo, con los que afrontar las urnas tienen más relevancia que la aparente. Porque según su libro de estilo, los liderazgos en los partidos no se ganan solo en un congreso, sino obteniendo victorias electorales o, cuando menos, superando los resultados anteriores. Y eso mismo fue lo que espetó a los miembros del comité ejecutivo del PP nacional. “No seré vuestro líder de verdad hasta que gane”, les dijo en su última reunión.

En un acto en Porto do Son, el presidente de la Xunta eludió, a pesar de las insistentes preguntas, ratificar a Alfonso Rueda como su relevo orgánico e institucional, argumentando que ya no era el presidente del PPdeG y que quien tendría que pronunciarse al respecto eran los presidentes provinciales del partido, que a él ya no le competía. No obstante, ha sido el propio Feijóo el que durante las últimas semanas ha llevado las conversaciones con los barones tanto para definir la fórmula de la sucesión como para poner los nombres sobre la mesa.

Lo que sí confirmó es que había un acuerdo entre los presidentes provinciales y otros dirigentes del partido para que en los “próximos días” –será el próximo lunes– la junta directiva del PPdeG convoque un congreso extraordinario que elija a su sucesor, carrera a la que, salvo sorpresa mayúscula, solo irá Alfonso Rueda, teniendo ya como tiene, formal y públicamente, el apoyo de los otros tres barones provinciales. Si alguien más quiere dar el paso, solo tiene que reunir cien avales, pero Feijóo “percibe” que hay “unidad” en torno al camino diseñado.

Aunque la idea es culminar la sucesión en mayo, Feijóo sostuvo este miércoles como “muy probable” que el relevo se produzca antes en la Xunta que en el PP, dado que los plazos parlamentarios para elegir presidente de gobierno son más cortos que en el caso de organizar un congreso en el partido, la fórmula elegida –frente a la designación a propuesta del comité ejecutivo– y la preferida de los barones, que además insistieron en la urgencia de su celebración, incluso este mismo miércoles, pocas horas antes de que se convocara para el lunes la junta directiva.

“Es la solución perfecta, el mejor sucesor y el mejor diputado de los que tiene el PP”

Manuel Baltar - Presidente del PP de Ourense

decoration

Manuel Baltar fue el primero en salir en apoyo de Alfonso Rueda. Este miércoles , de nuevo ratificó su preferencia sin ahorrar halagos. “Es la solución perfecta, el mejor sucesor y el mejor diputado de los que tiene el PP”, comentó.

“Rueda tiene experiencia de gestión y de partido para presidir la Xunta y el PPdeG”

Elena Candia - Presidenta del PP de Lugo

decoration

También explicitó su respaldo la presidenta del PP de Lugo. “La mejor forma de seguir teniendo buenos resultados es con un proyecto que dé continuidad a los logros alcanzados y Rueda tiene experiencia de gestión y de partido para ocupar los cargos”, declaró Candia.

“Lo único importante en este proceso es seguir unidos, porque lo de menos son las personas”

Diego Calvo - Presidente del PP de A Coruña

decoration

Diego Calvo fue el último en avalar públicamente a Rueda. No lo quiso hacer hasta ayer a media tarde, si bien ya había trasladado internamente su aceptación al proceso de sucesión.

No obstante, su apoyo, difundido a través de un comunicado, se presta a una lectura poliédrica. Calvo respalda la “idoneidad” de Rueda, pero es como si estableciera condiciones. “Lo único importante es seguir unidos y fuertes, porque lo de menos son las personas, y lo fundamental es que el PPdeG pueda presentarse a sucesivas elecciones con garantías de mantener las mayorías necesarias para gobernar. Siempre que caminemos en esa dirección, A Coruña será parte de la solución”. Parece que el respaldo queda supeditado a que Rueda obtenga buenos resultados electorales no ya en 2024, sino en las municipales del próximo año.

Calvo reclama un congreso para que los afiliados expresen “libremente” su opinión sobre el relevo de Feijóo. “Y es desde esa libertad desde la que doy mi apoyo a una posible lista de consenso y unidad encabezada por Alfonso Rueda”, dice.

La oposición censura la formas y el "elegido"

La oposición parlamentaria cargó este miércoles contra la fórmula, y el elegido, para designar al sustituto de Feijóo en la Xunta y en el PPdeG. No le dan tregua ni periodo de cortesía.

El viceportavoz del BNG en la Cámara, Luis Bará, considera que si finalmente el PP gallego elige a Alfonso Rueda como próximo presidente de la Xunta y del partido será una “salida en falso” que no cierra “la lucha intestina” por el poder que existe en la formación. “Yo no diría que está encauzada o resuelta la sucesión de Feijóo”, respondió el diputado del BNG tras ser preguntado, para luego añadir que, a su juicio, lo único que ha habido es “un cese temporal de las hostilidades” entre los barones provinciales del PPdeG.

Según Bará, esto es “una salida en falso”, pero no es el “relevo por la vía directa” que pretendía Núñez Feijóo y refleja “una lucha abierta” entre los populares, que están llevando a cabo un “reparto de poder entre las baronías” que se reflejará en la conformación del nuevo Ejecutivo.

El viceportavoz parlamentario cree que tras la marcha de Núñez Feijóo a Madrid “se entra en un periodo en el que se va a acentuar la inestabilidad”, porque actualmente “el PP es una caldera en ebullición, una olla a presión” y que las hostilidades se desatarán en los congreso locales del partido.

Por su parte, el secretario general del PSdeG, Valentín González Formoso, reprobó que “cuatro barones provinciales del PP sentados en una mesa camilla” decidan “quién va a ser el que rige el destino de los gallegos en los próximos dos años”.

“En pleno siglo XXI, creo que no es la mejor de las imágenes”, sostuvo el líder de los socialistas gallegos, para quien “la imagen que se va a trasladar al resto de España del procedimiento para sustituir al presidente de la Xunta, escogido legítimamente por los gallegos y gallegas en las últimas elecciones autonómicas, no es la mejor de las imágenes”.

Formoso defendió que hay otros procedimientos “mucho más democráticos”. “Procedimientos donde la propia militancia del PP tenga capacidad de decidir quien sería su representante en una situación tan vital para los gallegos”, indicó.

Compartir el artículo

stats