Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Unidas Podemos

Podemos se ve incapaz de recuperar el acta de Alberto Rodríguez pese a la baja de Meri Pita

La diputada por Las Palmas está ya formalmente inscrita en el Grupo Mixto del Congreso

Rueda de prensa de la diputada de Podemos Meri Pita

Enorme irritación y malestar en la dirección de Unidas Podemos (UP) por las circunstancias que han llevado al grupo parlamentario a perder sus dos escaños correspondientes a las circunscripciones canarias, uno por cada provincia. La marcha de la diputada por Las Palmas, Meri Pita, al grupo Mixto deja a la formación morada con 33 diputados, de los 35 que logró en las últimas elecciones generales, porque esta sigue siendo incapaz de cubrir el escaño que Alberto Rodríguez dejó en octubre pasado tras ser inhabilitado por el Tribunal Supremo.

Pese a la preocupación que esta situación está provocando en la dirección del grupo parlamentario, y del propio Gobierno central del que es socio junto al PSOE, nada hace pensar en estos momentos a sus dirigentes que puedan revertirla a corto y medio plazo por el bloqueo que mantiene la número tres de la lista tinerfeña del 10-N de 2019, Patricia Mesa, sobre el proceso de sustitución de Rodríguez. Mesa, afín al ex diputado y que 'de facto' ya no milita en Podemos, se niega a comunicar a la Junta Electoral Central (JEC) y al Congreso su aceptación o no del acta. Sí había renunciado la número dos de la lista, Fátima González, de Izquierda Unida, cuando la JEC le remitió la credencial de su condición de candidata electa.

Desde el grupo confederal se asegura que se sigue trabajando y haciendo gestiones para cubrir el escaño vacío. Un trabajo que se ha intensificando desde que la semana pasada Meri Pita anunciara que se pasaba al grupo Mixto por la "deriva orgánica" y la "pérdida de principios" del partido. Este mismo mates, el portavoz en el Congreso, Pablo Echenique, aseguró que "estamos hablando con Canarias y confiamos en poder cubrir el escaño de Alberto en poco tiempo". Pero lo cierto es que ni desde Madrid, ni desde la dirección del partido en las Islas se tiene ninguna comunicación directa con Mesa para que aclare su posición.

Pita, a la que se sigue acusando de "tránsfuga" desde el grupo parlamentario y a la que se le sigue pidiendo que deje su acta de parlamentaria, ha quedado ya, por su parte, formalmente inscrita como integrante del Grupo Mixto y podría sentarse mañana por primera vez en la bancada de este grupo, según algunas fuentes con Ana Oramas (CC) como vecina de escaño.

Hasta la fecha, la formación morada en Canarias defendía la necesidad de «darse un tiempo» antes de cubrir el hueco del tinerfeño porque para la militancia y para las personas que le seguían en la lista electoral era "muy duro" llevar a cabo una sustitución como consecuencia de una "sentencia injusta» por parte del TS. Pero tras la 'fug' de Pita, y conscientes de lo ajustado de las votaciones en el Congreso, Podemos Canarias ya solo apela al bloqueo por parte de la número tres de la lista para justificar que ese escaño siga sin ocuparse.

Fuentes de la dirección del partido en las Islas reconocen así que todo está en manos de Mesa, aunque también tienen el convencimiento de que esta no va a mover ficha en espera de que Alberto Rodríguez pueda avanzar en su proceso judicial para tratar de recuperar el escaño.

En todo caso, consideran que tendría que ser la propia JEC la que debería tomar cartas en el asunto y obligar a la candidata electa a manifestarse y aclarar qué va a hacer, algo que ya reclamó en su día la dirección estatal de Podemos a través del secretario de Estado de Agenda 2030, Enrique Santiago, instando al árbitro electoral a que fuera más «proactivo».

Fuentes de la JEC recalcan, sin embargo, que este órgano «no tiene ninguna competencia para instar ni obligar a pronunciarse a los candidatos electos» y que son estos los que deben dirigirse al Congreso para decidir si recogen el acta o no, sin ningún plazo establecido para ello.

La parlamentaria ocupa desde hoy el escaño contiguo a la nacionalista Ana Oramas

decoration

UP trataba hoy de asimilar la situación pero asumiendo claramente que no está en su mano poder llevar a cabo esa sustitución, mientras que insistían en calificar la marcha de Pita al Mixto como un "acto de transfugismo" y en reclamarle el acta. Echenique considera en este sentido que las críticas de la grancanaria a la organización son "excusas de mal pagador" y le afeaba que no hablara con él sobre sus discrepancias sobre el grupo parlamentario y su deseo de marcharse, optando por una decisión "unilateral". "La voluntad popular es sagrada y si alguien no está de acuerdo con un proyecto político, lo suyo es que deje el acta. Yo soy muy consciente de que mi acta no es mía», subrayó al respecto. 

Compartir el artículo

stats