Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PP

El relevo de Feijóo en Galicia, un encaje de bolillos

El líder del PPdeG deja para después del Congreso de Sevilla la resolución de su sucesión | Baltar pide un congreso para elegir cabeza de cartel y ve a Rueda como sustituto en la Xunta

Alberto Núñez Feijóo, este martes en Pereiro de Aguiar. BRAIS LORENZO

"A partir de la primera semana de abril, empezaremos a concretar cuál es la fórmula elegida", aseguró este miércoles Alberto Núñez Feijóo sobre su relevo al frente de la Xunta y el PPdeG. El sábado será proclamado presidente nacional del PP y debe dimitir, pues ambos cargos son incompatibles, como jefe de filas de la organización en Galicia. De forma interina y no se sabe por cuánto tiempo, Miguel Tellado, secretario general de los populares gallegos, asumirá las funciones de la presidencia del partido en Galicia. Y a partir de ahí todo son incógnitas. Aunque el dos de marzo anunció que optaba a relevar a Pablo Casado con el respaldo de todos los barones autonómicos, desde entonces nada ha trascendido de cómo piensa Feijóo pergeñar su relevo. El silencio del líder ha alimentado los nervios y las tensiones en la organización ante la nueva etapa que se abre sin el hiperliderazgo del actual líder.

Mientras todos públicamente aceptan que es Feijóo el que marca los tiempos y optan por la discreción, Manuel Baltar, presidente de la Diputación y del PP de Ourense, volvía a marcar la diferencia y el lunes abordaba abiertamente la sucesión. En una entrevista en Onda Cero señalaba a Alfonso Rueda como el candidato con “más ventajas” para relevar a Feijóo por ser vicepresidente primero de la Xunta. Pero también apostaba porque el próximo presidente del PPdeG y en consecuencia el próximo candidato a la Xunta para 2024 se eligiese en un congreso. Y no se descartaba para el puesto.

Baltar no es el único que piensa así. No es el único que puede aceptar el dedazo de Feijóo para elegir a su relevo en San Caetano, pero no para el PPdeG y sobre tobre todo para la candidatura electoral de 2024. Otros dirigentes, por ejemplo desde A Coruña, piden un congreso para elegir al sucesor de Feijóo, igual que el político de Os Peares se hizo en 2006 con el liderazgo del PPdeG en un proceso congresual en el que compitió por el cargo con Xosé Manuel Barreiro, Xosé Cuiña y Enrique López Veiga. Incluso proponen que Feijóo demore su renuncia en la Xunta y todas las incógnitas (Xunta, partido y candidatura) se despejen en un Congreso.

Algunos plantean el conclave ya para junio, otros para otoño-invierno, con tiempo para lanzar las candidaturas a las elecciones municipales o incluso acercarlo lo máximo posible a los comicios autonómicos de 2024.

Ayer esos dirigentes se sintieron respaldados en sus demandas cuando Feijóo dijo en Ourense a los periodistas: “Mi decisión es no solo abandonar el PPdeG, sino también poner la presidencia de la Xunta a disposición de otro compañero o compañera para que tenga como único objetivo, única ocupación y único compromiso la presidencia de la Xunta”. Desvinculaba su relevo en San Caetano con la presidencia del PPdeG. Sin embargo, posteriormente desde su entorno matizaron estas declaraciones. Feijóo hablaba de sí mismo, de que no puede compaginar la presidencia nacional del PP y de la Xunta porque la segunda debe ser “una única ocupación”. Entonces, ¿en Galicia el presidente de la Xunta volverá a ser también el presidente del PPdeG? Aún está por decidir, explicaron. En las vísperas del Congreso de Sevilla, Feijóo y su entorno no quieren despertar las suspicacias de Isabel Ayuso, que aspira a ser presidenta del PP de Madrid, sin dejar la Puerta del Sol.

Para Feijóo y su entorno la prioridad ahora es que el Congreso de Sevilla salga bien. A partir del lunes abordarán lo que ha de pasar en Galicia. Feijóo sabe que ha de cerrar su sucesión sin que se rompa la unidad del PPdeG, pero encajar las demandas y ambiciones de sus ‘barones’ se antoja complicada. Todo un encaje de bolillos.

Compartir el artículo

stats