El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonés, ha sido el único mandatario autonómico que no ha acudido a la foto de familia previa a la reunión de la Conferencia de Presidentes de la isla de La Palma para evitar, de esta manera, su encuentro con el Rey Felipe VI, aunque el jefe del Ejecutivo catalán sí que participará en esta cita multilateral por primera vez de forma presencial.

El Rey Felipe VI y el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, han llegado a las 9.30 (hora local) de este sábado a la plaza del Museo Arqueológico Benahoarita, ubicado en pleno centro de Los Llanos de Aridane (La Palma), donde les estaban esperando todas las autoridades invitadas, salvo Aragonés, que llegará más tarde, evitando así la instantánea con el jefe del Estado.

Los presidentes autonómicos, a excepción del catalán, han ido llegando a partir de las 9.00 (hora local) a esta plaza en la que se reunirán posteriormente. Una vez han llegado el Rey y el jefe del Ejecutivo, todas las autoridades se han hecho la foto de familia en esta plaza.

Han sido varios los vecinos que se han acercado también a presenciar la llegada de estas autoridades a esta cumbre de La Palma que se celebra finalmente este domingo 13 de marzo tras haberse cancelado hace dos semanas por la invasión de Rusia a Ucrania. Los presentes han aplaudido la llegada de Sánchez y del Rey, lanzando gritos de "viva España y viva el Rey".

Medidas que plantea el Gobierno

El Gobierno abordará en esta Conferencia de Presidentes diferentes puntos relacionados con la crisis provocada por la guerra de Ucrania, como la concienciación al conjunto de la ciudadanía "acerca de la importancia" del ahorro energético, a través de medidas como "el incentivo de un uso más racional de los vehículos privados o una moderación del uso de energía dedicado a la climatización".

Así se desprende del borrador, al que ha tenido acceso Europa Press, de los temas que llevará el Ejecutivo de Pedro Sánchez a esta Cumbre de La Palma. En concreto, la crisis provocada por la invasión de Rusia a Ucrania ocupa 17 puntos.

En ellos, además de buscar que los presidentes autonómicos se comprometan a acelerar la transición energética a través de esos planteamientos, el Gobierno también asegura que aprobará medidas dirigidas a la "reducción del coste energético", con especial atención, según se señala, a los colectivos necesitados de especial protección social y los consumidores electrointensivos e industriales.

Asimismo, el Gobierno habla de trabajar coordinadamente con todas las Administraciones para "reforzar y acelerar" las inversiones en tecnologías críticas como semiconductores, almacenamiento, minerales esenciales, baterías, 5G, Inteligencia Artificial, centros de datos y principios activos de medicamentos esenciales, con el objetivo de, según se desprende del borrador, de aumentar la autonomía estratégica.

Es más, con esta finalidad, el Ejecutivo promoverá, en línea con lo establecido en la Estrategia de Seguridad Nacional, la creación de una reserva de bienes considerados estratégicos para "preservar los derechos y libertades, el bienestar de los ciudadanos, el suministro de los servicios esenciales y los recursos de primera necesidad y de carácter estratégico".

En cualquier caso, además de la guerra en Ucrania, el Gobierno también tiene previsto llevar en el orden del día el informe de seguimiento de los acuerdos de la anterior Conferencia, la situación del Covid-19, los fondos europeos, la modificación del Reglamento de este foro y la cooperación en protección civil.

Los presidentes autonómicos ya han adelantado sus planteamientos en esta cita de la isla de La Palma que, además de los efectos de la guerra de Ucrania, pasan por la reforma del sistema de financiación autonómica y fondos europeos, entre otros temas.