Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comunidad Valenciana

Quitan de la Lonja de Valencia una placa de Rita Barberá al no tener "interés artístico"

El letrero atribuye a la exalcaldesa la renovación del pavimento del Consulado del Mar

A la izquierda placa dedicada a Rita Barberá donde han rallado y borrado el nombre.

El Ayuntamiento de Valencia no va a restaurar la placa que rinde homenaje a Rita Barberá en la Lonja de Valencia ni va a sustituirla por otra nueva. La concejalía de Patrimonio, que dirige Glòria Tello, tras el informe de los técnicos, ha decidido que se va a retirar esta placa que hacía mención a la exalcaldesa, pero no se va a reponer, puesto que el letrero carece de "interés patrimonial".

Tal como señalan fuentes de la delegación de Patrimonio, la placa en cuestión se encuentra, efectivamente, "en un estado de degradación evidente". Sin embargo, en tanto que está instalada en el interior del edificio de la Llotja, concretamente en el salón del Consulado del Mar, "con la afectación que esto supone en el inmueble de mayor valor patrimonial de la ciudad; y que su razón de ser parece ser exclusivamente la publicidad o propaganda, la placa será retirada y no consideramos justificada ni patrimonialmente adecuado el gasto público en una nueva reproducción de la misma".

Este es el dictamen de los técnicos sobre un letrero que a juzgar de los especialistas del Ayuntamiento de Valencia no tiene más que una motivación política, en ningún caso artística. En concreto, este letrero ha sido objeto del vandalismo y se le ha rallado el nombre de la exalcaldesa de forma que se ha borrado del cartel a "Rita Barberá Nolla".

La placa en honor a la exalcaldesa se colocó en la Lonja con motivo de la renovación del pavimento histórico del Salón del Consulado del Mar y tras ser consolidado y restaurado el artesonado del citado salón.

Cabe recordar, según indican fuentes del Govern del Rialto, que este ejecutivo local liderado por Joan Ribó "no es partidario" de hacer reconocimientos a políticos, ni inauguraciones de calles o plazas dedicadas a personajes históricos.

En este caso, se ha considerado que la placa no aporta ningún valor artístico al edificio más importante de la ciudad, que fue declarado Patrimonio de la Humanidad hace 25 años.

De hecho, ese reconocimiento concedido por la Unesco se materializó en la época de Rita Barberá y en el mandato de 1995 a 1999 de la lideresa del PP como alcaldesa.

Compartir el artículo

stats