Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Histórico narco

El accidente mortal de Charlín faculta a Hacienda para subastar su casa

Acceso a la propiedad donde se encuentra la casa en la que estuvo residiendo Charlín.

La Agencia Tributaria podrá reactivar a lo largo de este 2022 la subasta de la casa familiar de Manuel Charlín Gama, fallecido el jueves por la tarde tras sufrir un accidente doméstico. La Audiencia Nacional ordenó en su día el embargo de la propiedad, pero Charlín llegó a un acuerdo con la Justicia para que se le permitiese seguir ocupando la casa mientras viviese. El acuerdo establecía que, a su muerte, la Justicia ya podría disponer del inmueble.

La vivienda familiar del fallecido Manuel Charlín Gama se encuentra en Cálago, un barrio situado entre el casco urbano de Vilanova y As Sinas. Desde fuera, no aparenta una especial suntuosidad, si bien se trata de una construcción de piedra de grandes dimensiones y tiene una enorme finca, en la que crecen multitud de árboles. El Patriarca se estableció en Cálago tras su excarcelación, en el verano de 2010. Formalmente, la Justicia ya había ordenado su embargo -y de muchos otros bienes de la familia-, pero Charlín y su esposa, Josefa Pomares (fallecida en 2012) convencieron a la Audiencia Nacional para que les dejase quedarse en la casa hasta su muerte.

Manuel Charlín Gama falleció a media tarde del día de Nochevieja tras sufrir una caída fortuita en su finca y golpearse la cabeza. Una vecina del lugar fue quien alertó a los servicios de emergencia, tras ver al hombre tendido en el suelo boca abajo, pero cuando llegaron la policía y los sanitarios, Charlín ya estaba muerto.

El “Patriarca”, también conocido con el apodo de “El Viejo” fue uno de los grandes capos históricos del narcotráfico gallego. Pasó largas estancias en la cárcel, primero por contrabando de tabaco, después por tráfico de cocaína y finalmente por blanqueo de dinero.

Precisamente, estaba pendiente del juicio de la 'Repesca', en el que el fiscal pedía para él ocho años de cárcel y el pago de una multa de 12 millones de euros. El juicio se celebrará en la Audiencia Nacional, y en el banquillo de los acusados se sentarán varios miembros de la familia Charlín.

El pazo de Vista Real

Manuel Charlín Gama salió indemne de la 'Nécora'. Pero en la Audiencia Nacional seguían teniéndole ganas, y en 1995 pusieron en marcha una operación por blanqueo que supuso la intervención de decenas de propiedades del “clan”. Entre estas, se encontraban pisos, bateas, locales comerciales o fincas. También estaba la casa familiar de Cálago. Los peritos tasaron todo el patrimonio en el equivalente a unos 47 millones de euros de la actualidad.

La Audiencia Nacional condenó al 'Patriarca' en 2003 -la pena fue ratificada en 2007 por el Tribunal Supremo-, pero Charlín logró convencer a la Justicia de que esperase unos años para subastar el chalé de Cálago.

La operación 'Repesca', iniciada en 2010 y que presumiblemente debería juzgarse en Madrid en este 2022, se inició puesto que policías y autoridades judiciales están convencidos de que los Charlines lograron ocultar un gran parte de su patrimonio en la redada de 1995. Además, incluso habían recuperado la titularidad de algunos bienes mediante subastas.

Las pujas del Plan sobre Drogas llevan más de un año paradas

Que sobre el papel el Estado ya pueda sacar a la venta la casa de Manuel Charlín no significa que vaya a hacerlo con carácter inmediato. De hecho, lo más probable es que la subasta -o enajenación directa, la fórmula se anunciará en su momento- se demore todavía muchos meses, si no años.

Tanto es así que los procedimientos que tenía en marcha el Plan Nacional sobre Drogas (PNSD) y que afectan al isleño Marcial Dorado y al cambadés Manuel Abal, “Patoco”, llevan más de un año aparcados en los cajones de este departamento que pertenece al Ministerio de Sanidad.

La última subasta de inmuebles organizada por el Plan sobre Drogas se celebró el 22 de diciembre de 2020. En ella, se ponían a la venta propiedades menores de Dorado. Las subastas de bienes intervenidos a los narcos arousanos se han frenado súbitamente con la pandemia. Primero, los recursos judiciales de familiares de los traficantes condenados, como fue el caso de Dorado, y después la pandemia de COVID han frenado docenas de expedientes.

A modo de ejemplo, el Plan sobre Drogas está pendiente de subastar desde la casa familiar del arousano, situada en O Lagartiño y valorada en más de tres millones de euros, hasta el aparcamiento subterráneo de la plaza de España, en Vilagarcía.

La actividad del Plan sobre Drogas se ha ralentizado enormemente desde marzo de 2020. En todo ese año, solo convocó dos procesos de venta directa de vehículos y embarcaciones, y una subasta.

Compartir el artículo

stats