Seis meses después, la mascarilla volverá a ser obligatoria en exteriores. Es una de las medidas que formarán parte del real decreto ley que el Consejo de Ministros, reunido de manera extraordinaria, aprobará este jueves. También se reforzará el uso de los rastreadores militares, se intensificará y acelerará el proceso de vacunación o se venderán en farmacias test de antígenos profesionales para que los puedan adquirir ciudadanos de a pie. Pero no se marcarán, al menos por ahora, nuevas restricciones, en contra de lo que reclamaba Cataluña, que ha aprobado el cierre del ocio nocturno, limitar los aforos en bares y restaurantes, reducir a 10 el número de comensales en las reuniones familiares y recuperar el toque de queda de 1 a 6 de la madrugada. Para las dos últimas iniciativas, la Generalitat necesita aval judicial.

El Gobierno, pues, dará luz este jueves a un paquete de nuevas medidas frente al covid en plena sexta ola y en vísperas de Nochebuena, en un momento en el que le llovían los reproches por la inacción ante el aumento desbocado de los contagios. Pedro Sánchez anunció el catálogo de iniciativas en el arranque de la XXV Conferencia de Presidentes, telemática y en el Senado, encabezada por esa recuperación de la mascarilla en exteriores, una medida reclamada por varios líderes autonómicos en los últimos días pero cuestionada por los expertos porque la mayor parte de los contagios se producen en interiores cerrados y mal ventilados. El tapabocas dejó de ser imprescindible en los espacios abiertos el pasado 26 de junio, siempre y cuando se pudiera guardar la distancia y no hubiera aglomeraciones. Ahora volverá a ser necesario, en toda circunstancia, como en las primeras cuatro olas de la pandemia.

Sánchez adelantó que en el decreto ley que este jueves lanzará el Consejo de Ministros se incluirá un refuerzo de los dispositivos con equipos de vacunación de las Fuerzas Armadas, y se pondrán a disposición de las comunidades hospitales de la red sanitaria militar. Asimismo, se fija un nuevo calendario de inmunización. De este modo, el 80% de la población entre 60 y 69 años habrá de estar vacunada con la tercera dosis antes de que acabe 2021; el 80% de entre los que tienen entre 50 y 59 años en la semana del 24 de enero de 2022; el 80% de entre aquellos con entre 40 y 49 años en la primera semana de marzo; el 70% con la primera dosis pediátrica en la semana del 7 de febrero y el 70% de los niños con el segundo pinchazo para el 19 de abril. Ahora mismo, y según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, el 84,2% de los mayores de 70 años ya han recibido la tercera dosis, y al 54,2% de los vacunados con Janssen se les ha administrado la inyección de refuerzo.

Se dispone igualmente un refuerzo de recursos humanos ante una atención primaria de nuevo colapsada y con el riesgo de tensión en los hospitales. El decreto ley permitirá la contratación de personal sanitario jubilado y prejubilado y la habilitación para el fichaje de profesionales con título de especialista obtenido en Estados no miembros de la UE. Se aumentará asimismo el número de profesionales sanitarios disponibles y se mejorarán sus condiciones laborales, "reduciendo su temporalidad al 8%". Los Presupuestos Generales del Estado, dijo, destinarán 292 millones de euros a este plan, la mayor parte transferidos a las comunidades autónomas.

"Reuniones periódicas"

El presidente agregó que se emitirán autorizaciones temporales para permitir la venta en farmacias de determinados test de antígenos de uso profesional para que estén "a disposición de toda la población". Tal y como ayer aprobó la Comisión de Salud Pública, apuntó, se flexibilizan las cuarentenas: las personas que hayan tenido contacto directo con un contagiado no deberán aislarse en caso de estar vacunados con pauta completa.

También recordó que según lo aprobado por la Comisión Europea, a partir del 1 de febrero de 2022, el periodo de validez de la inmunización será de 9 meses desde la fecha de la administración de la última dosis. Con ello se pretende incentivar el tercer pinchazo. Por último, Sánchez se comprometió a "reuniones periódicas de la Conferencia de Presidentes mientras dure esta sexta ola" del covid.