Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aumento de restricciones

La sexta ola empuja a ampliar el uso del certificado Covid

Más comunidades se plantean echar mano de esta medida de fácil aplicación y que no genera daño económico

Certificado Covid.

Para finales de noviembre (esto es, a las puertas del puente de diciembre y a menos de un mes de las Navidades), los hospitales catalanes tendrán unos 120 pacientes con covid-19 en las ucis. Ahora mismo hay 90, según las cifras de la Conselleria de Salut. 100 es el límite que el departamento tiene fijado para comenzar a extender el uso del certificado covid, que en estos momentos en Cataluña solo se utiliza en el ocio nocturno.

Pero los pronósticos del Grupo de Biología Computacional y Sistemas Complejos (Biocomsc) de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) apuntan a que, a final de mes, Cataluña habrá superado este límite y que, además, habrá del orden de 2.000 o 2.500 nuevos contagios diarios. Este pronóstico es diferente al planteado semanas atrás, cuando el escenario era más optimista y la entonces inexistente presión hospitalaria auguraba unas Navidades sin sustos. Pero el virus vuelve a golpear con fuerza.

Hay varias comunidades que se plantean implantar el certificado covid en determinados escenarios. Cataluña lleva semanas con esta opción encima de la mesa y lo debatirá mañana, así como otros muchos asuntos, en la reunión semanal del Consell Executiu. Se trataría de una restricción de fácil aplicación y sin el impacto económico que tenían otras, como el límite horario o de aforos en bares y restaurantes.

En crecimiento

"La situación epidemiológica está peor en toda Europa. Nosotros estamos bien aún, tenemos una incidencia baja [en Cataluña es de 86 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días], pero estamos creciendo y los modelos nos dicen que el crecimiento continuará", explica el investigador del Biocomsc Daniel López-Codina.

La "parte positiva", destaca López-Codina, es que la tasa vacunal en Cataluña y España es "muy alta", por lo que "no se prevé que la presión hospitalaria sea tan elevada como en otras olas". El Biocomsc pide ampliar ya el uso del certificado covid antes de llegar a los 100 pacientes en ucis por el virus.

España vive una de las mejores situaciones epidemiológicas de Europa, pese al crecimiento que hay ahora en todo el continente. "Lo que ocurre ahora en otros países [Austria, por ejemplo, ha decretado un confinamiento para los no vacunados, excepto para ir a trabajar] lo vivimos nosotros en verano, cuando teníamos dos epidemias: una de vacunados y otra de no vacunados", dice el investigador del Biocomsc.

Al general de la población española la protege ese 80% de personas que están inmunizadas y que disminuyen la propagación del virus y evitan la enfermedad grave y la muerte. López-Codina recuerda que una persona no vacunada tiene hasta 10 veces más de ingresar en el hospital que una sí vacunada. De hecho, un 70% de las personas con coronavirus ingresadas en los hospitales catalanes no están vacunadas, según ha dicho este lunes el coordinador de hospitalización de covid en el Hospital del Mar de Barcelona, Robert Güerri, en Catalunya Ràdio.

"La situación preocupa porque no sabemos cuál será el límite [de ingresos en ucis] y por la Navidad. Las previsiones de más de 15 días no son seguras, pero ahora mismo no nos podemos plantear una Navidad tranquila como hace un mes", dice López-Codina.

Otras comunidades

En la Comunitat Valenciana, con un 90% de los mayores de 12 años vacunados, el presidente Ximo Puig se plantea aumentar más la tasa. "Por eso el certificado covid puede ser útil, para que haya algunos espacios concretos en el que sea necesario tenerlo para acceder a ellos", ha declarado Puig en una entrevista en 'Les Notícies del Matí' de 'À Punt', donde ha descartado la implantación de nuevas restricciones. "Ahora no se plantea un escenario de restricciones", ha resaltado.

En la Comunitat Valenciana hay unas 460.000 personas mayores de 12 años que todavía no se han inmunizado. "Hace tiempo que pedí un informe jurídico para ver cómo se puede aplicar el certificado covid en la entrada en algunos espacios determinados, y esta semana va a ser decisiva en esa cuestión, es necesario protegernos y protegernos en lo que podamos", ha manifestado Puig tras ser interpelado por la posible implantación de este documento, que sí se exige en otros países europeos para acceder a restaurantes, por ejemplo.

Otras comunidades como País Vasco han abierto el debate en torno a la vacunación obligatoria de determinados trabajadores, aunque el Gobierno de Iñigo Urkullu confía es que sea algo que se decida de manera "uniforme" en toda España, de forma que ve "difícil" que Euskadi adopte este tipo de medidas "si no están enmarcadas en una decisión" de ámbito estatal. Urkullu ha avanzado que este martes la consejera de Salud, Gotozone Sagardui, anunciará "nuevas directrices" en las zonas con una mayor incidencia en el País Vasco, que supera ya los 150 casos por 100.000 habitantes en toda la región.

Por su parte, el Gobierno de Navarra estudiará con los informes y datos de esta semana sobre el aumento de los contagios de covid-19 en la Comunidad la posibilidad de aumentar las medidas restrictivas, que en cualquier caso afectarían a los espacios cerrados de uso público.

También el conselleiro de Sanidade de Galicia, Julio García Comesaña, ha avisado este lunes de que "no se descarta tomar medidas de ningún tipo", además de exigir el certificado covid a las visitas hospitalarias, si continúan subiendo los casos activos con este virus, como ocurre en las áreas sanitarias de A Coruña y Ourense.

Compartir el artículo

stats