JxCat ha reprochado este domingo a ERC el "giro de guion" que dio ayer al "levantarse unilateralmente" de la mesa de negociación cuando el pacto para gobernar juntos estaba "al alcance de los dedos", y ha avisado de que su apoyo a la investidura de Pere Aragonès "no será gratis".

Así lo ha advertido la vicepresidenta y portavoz de JxCat, Elsa Artadi, en declaraciones a Rac-1, en las que ha afeado a ERC que comentara en público detalles de la negociación y que diera "ultimátums" a su formación.

Artadi, uno de los miembros del equipo negociador de JxCat, ha mostrado su frustración porque el acuerdo estaba "prácticamente alcanzado" antes de que ERC anunciara ayer la ruptura de las negociaciones.

La dirigente de JxCat ha opinado que ERC ha pasado en apenas cinco días de ver un punto de inflexión en las negociaciones y ver posible un acuerdo antes del 20 de mayo a romper "unilateralmente" las negociaciones.

Artadi ha dicho que entiende que ERC descarta un acuerdo para formar gobierno y que elige "el camino que cogió con la CUP", es decir, negociar también con JxCat un acuerdo de investidura.

En esta línea, ha advertido de que ese acuerdo no será "gratis", sino que se deberá ponerse sobre la mesa, al igual que sucedió con la CUP, para que JxCat lo someta eventualmente a criterio de su militancia.

Ha asegurado que ese no es el "escenario preferido por JxCat", que sigue creyendo que es el "momento de alcanzar grandes acuerdos" entre independentistas y no "un gobierno en solitario de 33 diputados".

Ayer mismo, el secretario general de JxCat, Jordi Sànchez, se abrió a ceder cuatro diputados para facilitar su investidura siempre que ERC lograra un acuerdo con la CUP y los comunes.

Haciendo balance de las negociaciones con ERC, Artadi ha defendido que desde JxCat siempre se ha abogado por la "máxima discreción" y han estado dispuestos a reunirse "mañana, tarde y noche" con los republicanos.

Ha detallado que dos de los tres bloques programáticos del acuerdo de Govern estaban cerrados y el tercero estaba "a punto" de cerrarse también, al no haber escollos importantes, y al mismo tiempo se estaba trabajando también en la estructura del Govern.

Por ello, ha mostrado su "sorpresa" por la ruptura de las negociaciones por parte de ERC, que ha recordado que dio un ultimátum negociador el jueves.