Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José María López Lozano: «No poder viajar en España entre comunidades y sí desde Europa es absurdo, un error a corregir»

El experto médico epidemiólogo ve incongruente permitir la entrada a extranjeros y que los españoles no puedan moverse en Semana Santa. Jubilado en 2019, en la pandemia se ofreció a trabajar en Alicante y Murcia, que le reclutó para ayudar a montar los servicios de Medicina Preventiva en varios hospitales

El epidemiólogo, exjefe de Medicina Preventiva

El epidemiólogo, exjefe de Medicina Preventiva

¿Qué opina sobre la contradicción de que los españoles no podamos viajar entre comunidades y a los extranjeros sí se les permita venir?

Escuché a la ministra de Sanidad decir que el Gobierno tiene que respetar las normas europeas y que no pueden impedir que lleguen aquí los extranjeros. Es lo mismo que en el tema de las vacunas. En lugar de poner reglas para toda Europa dejan que los países hagan una cosa u otra. Tengo a mi familia en Mallorca y no puedo ir a verlos. Tendría que ir al Reino Unido para volar a Baleares. Es un absurdo, pero es que la UE es absurda, porque tendría que poner reglas.

¿Cuál tendría que ser el criterio de movilidad?

La movilidad en Europa no hay que hacerla por países, si no por regiones sin riesgo elevado de coronavirus. Las medidas se deben adoptar por niveles de infección porque los países no son uniformes en esto. Es lo primero que deberían hacer. Y lo segundo aclarar esta incongruencia que hay ahora. Supongo que lo harán rápido pero tanto en esto como en el retraso de las vacunas la culpa es de la UE, que no ejerce su papel de coordinación. Viajo mucho por temas de investigación, estaba acostumbrado a viajar sin fronteras, a que todo fuera común, como un solo país, pero llega el covid, y en lugar de aprovechar esa unión, se ha dejado a los Estados que cada uno se apañe y no hay políticas en común. Pero eso de que no se pueda viajar entre regiones españolas y sí desde Europa es absurdo, un error a corregir y arreglar.

¿Cuál es el precio a pagar porque vengan extranjeros?

Quiero pensar que en los países con cifras de contagios altas habrá restricciones y no les dejarán salir. El Reino Unido lo ha dicho. Pero, insisto. La regulación de esto habría que hacerla en función de las regiones, delimitando la entrada y salida de las más afectadas. Si en Alemania hay zonas con una gran incidencia, de ahí no debería salir nadie, pero por ejemplo, si en Baviera es baja, pues sí. Esto podría servir para que la UE avanzara en la integración.

¿La llegada de turismo internacional acelerará la cuarta ola?

La cuarta ola ya la tenemos sin gente de fuera, aquí y en toda Europa. Empieza a haber regiones donde la incidencia crece porque no se está haciendo lo que debería hacerse. No se está aislando a los pacientes, no se verifica que los aislamientos y cuarentenas se hagan de manera correcta, y eso se hace yendo a las casas, no por teléfono. Por vía telefónica está bien cuando hay muchos casos y la epidemia está muy alta, cuando no hay profesionales para ir a los domicilios. Pero ahora tenemos a todos los sanitarios inmunizados y es posible plantearse la supervisión a domicilio de las personas. Esto es fundamental para frenar la transmisión y no se está haciendo en España. Desde mi punto de vista es la clave. Cuando mandas a un contacto de un contagiado y a su familia a que se encierre en su casa, les das instrucciones por teléfono, pero nadie verifica que el aislamiento se haga, y si el contacto enferma, caen enfermos cinco o seis personas más. Con el control domiciliario es como han acabado con la epidemia en Australia, China o Vietnam. Aquí no se hace.

Es muy crítico con la UE en el tema de las vacunas...

La UE dio una millonada de dinero a las compañías farmacéuticas para que fabricaran las vacunas, pero es incapaz de que los laboratorios digan cuándo van a suministrarlas. No se pueden hacer planes a un mes vista, y eso no puede ser. No puedes dejar a 400 millones de personas sin datos cuando la solución es la vacuna. Eso no es culpa del Gobierno de España ni de las comunidades autónomas sino de la UE, que les engañan. Algunas farmacéuticas desviaron vacunas comprometidas con Europa a otros lugares donde, al parecer, se las pagaban mejor. Es para meterlos en la cárcel. Si esto se hiciera con cabeza y firmeza, si la UE se pusiera fuerte, a estas alturas deberíamos estar como en el Reino Unido, donde la mitad de la gente ya ha recibido al menos una dosis, y en cambio estamos en un 4% de gente totalmente vacunada. Si la vacuna fuera rápido, al ritmo de EE UU o Israel, en tres o cuatro meses esto se habría acabado, acompañada de todas las demás medidas.

¿Qué restricciones deben aplicarse en Semana Santa?

Sobre todo evitar las aglomeraciones. Prohibir el desplazamiento entre comunidades no me parece tan efectivo. Si en Madrid hay una tasa alta no se debe salir de allí ni entrar pero no aplicarlo como criterio de manera generalizada. Ahora puedes ir de Orihuela a València, y juntarte con quien sea o entrar en un bar pero no ir a Murcia. Hay que limitar los viajes en función de la incidencia en cada sitio, y con los extranjeros lo mismo. Por ejemplo, a la Comunidad Valenciana, donde la tasa ahora es baja, se podría viajar desde las regiones españolas y europeas con menos casos.

¿Hemos aprendido algo de las Navidades?

No hemos aprendido nada. A la gente le apetece salir y luego está el tema de la hostelería. Mientras en Europa se le dan compensaciones, en España apenas se les ayuda y tienen que abrir porque tienen que vivir y que comer. Si dijeran a la gente que no hay bares en Semana Santa pero les pagas un sueldo a los hosteleros, nos fastidiamos y nos tomamos la cerveza en casa. El problema es que se están viendo signos de que pudiera estar empezando la cuarta ola y si se abre la puerta a los desplazamientos y a la hostelería como si ya no hubiera epidemia, facilitas los contagios. Es encender la hoguera. En algunos sitios ves los bares a tope dentro y fuera, pero no me parece humano cerrarlos y no pagarles, ellos no tienen culpa.

¿Teme una cuarta ola dura?

Va a tener impacto, aunque no vaya a afectar tanto a los más débiles, como las personas mayores en residencias, ancianos y grandes dependientes que están en su casa. Las consecuencias sobre la salud, los muertos y hospitalizados serán menores. Pero no hay que olvidar que esto afecta a gente de edad media, que aparentemente no tiene factores de riesgo y a mucha gente.

¿Son válidos los PCR negativos que se pide a los foráneos?

Sí, con las limitaciones que se conocen y la interpretación de los resultados que haga el médico, que ha de valorar si ha tenido síntomas antes o no, y una serie de cuestiones para las que es mejor confiar en el experto. Es un análisis clínico que hacemos todos los días los médicos antes y después del coronavirus. La PCR es una prueba excelente para diagnosticar la infección por covid.

¿La cepa británica es ahora la predominante?

Se está extendiendo en España y al final tendrá más preponderancia. En una cuarta onda epidémica, si está circulando la cepa británica, lo lógico, puesto que es más contagiosa que las demás, es pensar que esta variedad va a tener cada vez más papel en la transmisión del virus.

Compartir el artículo

stats