Dos de los tres casos con eventos tromboembólicos que se notificaron en la Comunitat Valenciana tras vacunarse con AstraZeneca -dos policías nacionales y un guardia civil- habían pasado la covid. Uno de ellos en octubre y el otro, en enero. El dato puede ser de absoluta insignificancia, pero podría servir para explicar el motivo de estos sucesos coagulantes que, según confirmó Sanidad, no estarían relacionados con el tipo de trombos que se estudian como reacción adversa al fármaco anglosueco y que han provocado la paralización en cascada delos planes de vacunación en buena parte de Europa.

Así, una de las consecuencias confirmadas de la enfermedad de la covid es, precisamente, el desarrollo de trombosis y eventos de esta índole en algunos pacientes, tal como confirma Santiago Bonanad, secretario de la Asociación Valenciana de Hematología y Hemoterapia y miembro de la junta de la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia. De hecho, admite que han llegado a diagnosticar eventos tromboembólicos "un mes después de la infección de covid". "Esta enfermedad es muy potente", puntualiza.

Cuenta que la trombosis más habitual es la que surge en la pierna, se traslada por el sistema venoso "porque conforme te vas acercando al corazón las venas son más grandes y ese coágulo puede ir pasando" y acaba desembocando en los pulmones provocando una embolia pulmonar. Es un caso muy similar al del policía nacional de 41 años que acabó ingresado con una tromboflebitis con afectación pulmonar y que, tras su paso por el hospital, recibió el alta médica.

En esta línea, un estudio de la Universidad de Toronto cifra en un 2 % las personas infectadas con covid que desarrollaron después una trombosis. De hecho, uno de sus investigadores explicaba en Twitter que sobre una población vacunada de 17 millones de personas (como es el caso de AstraZeneca) serían 340.000 los casos con esa tasa de prevalencia.

"El teléfono nos echa humo"

"Si vacunamos a toda la población, ¿todos los infartos, ictus o problemas de riñón que ocurran van a ser achacables a la vacuna? Hay que pensarlo así", resume Bonanad la polémica en torno al antígeno de AstraZeneca que la EMA ya ha confirmado que es "seguro y efectivo". "Lo que sí que hay es un aumento de la alarma; el teléfono está echando humo", indica el médico de La Fe.

Asimismo, también surge la pregunta de si ha podido afectar haber pasado la covid y después haberse vacunado ya que en la estrategia de vacunación aprobada por el Ministerio de Salud se señala que se posponga la primera dosis en aquellas personas menores de 55 años hasta seis meses desde que se les diagnosticara la infección del virus. Sin embargo, los expertos descartan esta relación.

"Sí se les puede vacunar, las indicaciones de las autoridades no lo impiden", señala Ignacio Ventura, inmunólogo de la Universidad Católica de València.

"No debería haber ningún problema, la vacunación simplemente activa el sistema inmunitario, no replica la enfermedad. Lo de los seis meses de espera es para priorizar las dosis en un momento en que faltan vacunas, ya que durante ese tiempo se ha comprobado que existen anticuerpos" y, por tanto, protección, añade Bonanad.

Dos policías siguen hospitalizados, pero se encuentran bien

Dos de los agentes que han sufrido trombos permanecen hospitalizados, según fuentes policiales. Se trata del guardia civil de 49 años que sufrió un infarto como consecuencia de una trombosis. Ese agente pasó la covid en enero pasado. El otro hospitalizado es el policía nacional de 38 años que sufrió un accidente isquémico cerebral, y que no había padecido la enfermedad. El tercer afectado por un trombo, también policía nacional, es el agente de 41 años destinado en los coches radiopatrulla diagnosticado de una embolia pulmonar provocada por una tromboflebitis, y es el único de los tres que fue dado de alta.